Un inmenso río de Canadá desapareció en apenas cuatro días por cambio climático

En el noroeste de Canadá se ubica el inmenso río Slims, el cual se alimenta del agua del deshielo del glaciar Kaskawulsh y se une al río Yukón para desembocar en el mar de Bering.

Mejor dicho, se ubicaba, pues el Slims desapareció en mayo de 2016 repentinamente en apenas cuatro días, hecho que tiene consternada a la comunidad científica. La desaparición del río es producto de un fenómeno natural conocido como piratería fluvial, el cual se produce cuando el cauce de un río se desvía hacia otro curso de agua, según publicó la BBC.

Este fenómeno puede ocurrir por movimientos en las corteza terrestre, deslizamiento de tierra o por la erosión producida a lo largo de miles de años, sin embargo los investigadores que hicieron el hallazgo aseguran que este hecho se debe al calentamiento global consecuencia de la actividad humana.

En la primavera de 2016, el glaciar Kaskawulsh, uno de los mayores glaciares del río Yukón, sufrió un derretimiento intenso que hizo que el agua se desviara hacia el sur, aumentando el cauce del río Alsek, en vez de ir hacia el norte y alimentar al río Slims. Esto trajo como consecuencia que el río se secara.

Esto sin duda es algo grave, pues es el primer caso de piratería pluvial en la actualidad, según Dan Shugar, autor de la investigación y geocientífico de la Universidad de Washington Tacoma en Estados Unidos.

 

Input your search keywords and press Enter.