Todos quieren vivir e invertir en Canadá

Por lavozdegalicia.es
Canadá es el país más respetado del mundo. La policía montada, las Montañas Rocosas, el arce y su respetuosa democracia han encandilado a más de 48.000 ciudadanos de los países del G20 que le han votado como el Estado con mejor reputación y el mejor lugar para vivir o trabajar.
La consultoría privada Reputation Institute (RI) realiza, desde el 2010, una encuesta que mide la reputación de los 55 Estados con el PIB más alto, con el fin de ayudar a los países a mejorar su prestigio y aconsejar a las empresas dónde deben invertir y cómo influye su lugar de procedencia en el entorno internacional.
La preguntas giraban alrededor de 17 atributos que se engloban en tres categorías: calidad de las instituciones de un lugar, nivel de desarrollo y calidad de vida. Los participantes opinaban sobre el ocio, deporte, gastronomía e incluso sobre el aspecto físico de sus habitantes. Además, debían responder si invertirían, vivirían o consumirían productos de una determinada procedencia.
Los resultados de este estudio colocaron a Canadá en el primer puesto del ránking mundial, quitándole la plaza a Suiza, la ganadora del pasado año. Detrás del país de la policía montada se sitúan Noruega, Suecia, Suiza y Australia.

Sin corrupción
Lo que convierte a Canadá en un lugar para vivir es su baja corrupción y alta seguridad, el nivel de bienestar de los habitantes, la efectividad del Gobierno y que, según el informe, estos norteamericanos son «amigables y hospitalarios». Este Estado fue escogido como el mejor en calidad de vida aunque se sitúa de quinto en la lista de las economías más avanzadas, por detrás de Japón, Alemania, Suiza y Suecia.
La monarquía parlamentaria sueca es la que goza de instituciones más competentes y efectivas, según el RI, por delante de Noruega y Suiza. De hecho, históricamente las naciones europeas encabezan la lista de los países con mejor reputación internacional, a excepción de Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Estos países se han mantenido en el Top Ten desde que se comenzó a realizar este estudio en el 2010. Los Estados escandinavos y Suiza son los primeros de la lista mientras que Alemania, el Reino Unido y Francia quedan relegados a los puestos 13, 15 y 19 respectivamente. El país menos estimado es Irán, seguido por Pakistán y Rusia.
En el estudio del RI no se establece una relación directa entre la economía de una nación y la percepción que de ella se tiene, aunque se aprecia una coincidencia entre los lugares más respetados, los menos corruptos y los más pacíficos. Pese a que el informe también analiza el nivel de desarrollo de los Estados, este aspecto no es determinante, lo cual se demuestra por la posición de dos de las mayores potencias mundiales: China se encuentra en el puesto número 46 y Rusia descendió desde el 2013 del número 46 al 52 debido a la crisis de Ucrania y la anexión de Crimea.

América Latina, mejorando
Asimismo, en Europa, algunos de los países que más han sufrido los efectos de la crisis vieron aumentada su reputación. Este es el caso de España, Portugal, Irlanda e Italia que mejoraron entre un 5 y un 6 % su reputación respecto al pasado año.
La confianza y el respeto hacia América Latina ha evolucionado de manera positiva en el último año. Exceptuando Brasil, que ha descendido del puesto 21 del año pasado al 26, la tendencia ha sido al alza, encabezada por Colombia, que se erige como el Estado latinoamericano que más ha mejorado su fachada (5,6 %). Estados Unidos también ha lavado su cara desde los primeros resultados de la encuesta gracias al llamado efecto Obama que le reportó un crecimiento total del 9,6 % que lo sitúa de 22.º en la lista.
Al mismo tiempo, recientemente se mira con mejores ojos al continente asiático. El respeto internacional hacia países como China e India asciende en más de un 7 %, y Egipto aumenta ligeramente su reputación en 5 puntos subiendo un puesto en el ránking.

¿Y España?
Mejoría hasta el puesto 17
España ha experimentado una mejora del 6,1 %, subiendo un puesto hasta el número 17, dos por encima de Francia y dos por debajo del Reino Unido. Esta cifra consolida el crecimiento de la reputación de España después de un descenso desde el 2010 al 2013 motivado por la crisis económica y que supuso una caída desde el puesto 10 al 18. España también mejora en autopercepción.

Input your search keywords and press Enter.