Propuesta de reformas radicales a la ley de ciudadanía

Propuesta de reformas radicales a la ley de ciudadanía 

Por Andrew Carvajal y Renier Sifontes

El Ministro de Inmigración, Refugio y Ciudadanía anuncio ayer una excelente noticia que se esperaba con ansias. El nuevo gobierno Liberal está dispuesto a cumplir las promesas hechas durante su campaña electoral del año pasado con respecto a la ley de ciudadanía. Mas allá de hacer unas pequeñas reformas a la ley actual, el Gobierno pretende rechazar los cambios a la ciudanía canadiense que entraron en vigencia bajo el gobierno Conservador.

Por ejemplo, se está estudiando derogar el artículo mediante el cual el Gobierno puede revocar la ciudadanía canadiense a una persona con doble nacionalidad si es condenado por delitos en contra de los intereses nacionales, artículo que no hubiese sobrevivido una consulta constitucional en la Corte Federal.

Más allá de la propuesta de ley, la esencia de este cambio se encuentra en las palabras expresadas por el Ministro McCallum: Todos los ciudadanos canadienses son iguales ante la ley, sin importar si nacieron en Canadá, o son naturalizados, o si poseen doble nacionalidad.

Los abogados de inmigración también habíamos expresado nuestra preocupación en relación a la “intención de residir” en Canadá que deben comprobar los solicitantes a la ciudadanía. Esta fue introducida por el gobierno anterior y es problemática ya que es sumamente difícil demostrar una verdadera intención de residir en Canadá al momento de completar la aplicación para solicitud de ciudadanía si por ejemplo, se presenta una excelente oportunidad laboral fuera del país después de ser enviada la aplicación. A pesar de que el gobierno expresó que no perseguiría y revocaría la ciudadanía a nuevos canadienses que no residieran en Canadá después de  haber sido procesada su aplicación, la vigente ley lo permite y quedaría a discreción del oficial de inmigración  iniciar o no un proceso de revocación.

La introducción del requisito de estar presente físicamente en Canadá por lo menos 183 días durante cuatro años de los últimos 6 años también será derogada. Esta también causó mucha confusión ya que en nuestra opinión, solo es necesario que la persona cumpla con el tiempo requerido de residencia en el país.

Otro cambio introducido es la edad para estar exento de presentar el examen de ciudadanía y probar que el solicitante cumple con los requisitos de idioma (inglés o francés). Actualmente, las personas exentas están en el rango de los 14 a 64 años, pero la nueva propuesta sugiere de 18-54 años, como era antes de la reformas conservadoras.

Por otro lado, hay buenas noticias para aquellos que deseen realizar una solicitud de ciudadanía: el nuevo gobierno piensa introducir cambios significativos con respecto al tiempo requerido para completar la obligación de residencia a solo 3 años, tal y como era antes. También se tomará en cuenta el tiempo que la persona permaneció como residente temporal antes de obtener la residencia permanente. De ser estos cambios aprobados por el Parlamento, aquellos que deseen convertirse en ciudadanos Canadienses podrán hacerlo antes de lo esperado.

Es importante tener en cuenta que lo anterior es una propuesta de ley para modificar varios artículos contenidos en la ley vigente de ciudadanía, por lo cual aún debe ser discutido y aprobado por el Parlamento. Sin embargo, dado que el actual gobierno cuenta con una destacada mayoría, se espera que estas reformas sean aprobadas sin mayor contratiempo y se observen cambios a corto o mediano plazo.

Andrew Carvajal es un abogado de Toronto y socio en Desloges Law Group con especialidad en derecho migratorio, derecho administrativo y litigio en la corte de causas menores. Renier Sifontes es un Immigration Law Clerk y abogado Venezolano trabajando con Desloges Law Group.

Twitter: @CarvajalLaw www.desloges.ca

Input your search keywords and press Enter.