La ministra de Salud de Ontario, Christine Elliott, reveló que la provincia planea emitir un tipo de tarjeta de prueba de vacuna a los residentes después de que sean vacunados contra el COVID-19.

Esto será muy importante que la gente lo tenga cuando viaje, así como para ir al trabajo o acudir a teatros, cines o lugares donde la gente esté en estrecho contacto mientras se supera la pandemia, indicó Elliot.

También confirmó que la vacunación será voluntaria, pero que a las personas que no se vacunen se les podría prohibir participar en ciertas actividades una vez que las cosas vuelvan a (una nueva) normalidad.

Se espera que las vacunas comiencen en Canadá durante los próximos meses, comenzando con los residentes de los hogares de cuidado a largo plazo y con el personal que les brinda atención.

Input your search keywords and press Enter.