¡Mi primer invierno está por venir!

Por: Diego Pantoja

Haciendo referencia a la aclamada serie Game of Thrones: ¡el invierno está por venir! Eso lo saben muy bien quienes viven aquí y conocen la cara fría de Canadá, donde la nieve es parte de las postales de cada año y las temperaturas descienden hasta -30 °C. En cambio, para los que por primera vez vamos a vivir uno, parece casi una amenaza ineludible.

Las temperaturas de varios grados bajo cero, no son para cualquiera; el frío, sumado al viento, ponen a prueba toda filosofía budista. Afortunadamente la tecnología y los buenos consejos de quienes han vivido esta rutina, ayudan a tomar las mejores decisiones a la hora de elegir lo adecuado para protegerse del frío, viento, lluvia y nieve o todo junto (¡no estamos hablando de quedarse en casa!) Sabemos que nuestro cuerpo genera su propio calor, que es en promedio de 36,5 °C; el mantener esta temperatura, nos hace sentirnos cómodos y con esto nuestro organismo funciona a la perfección, evitando resfríos, gripes o cualquier otra enfermedad respiratoria.

Con las bajas temperaturas nuestro cuerpo lucha por mantenerse cálido y para eso debemos ayudarnos con el uso de ropa térmica, de la cual existen una alta variedad, modelos y colores. Es importante recordar que la ropa térmica no genera calor y solo nos aísla del exterior evitando que nuestra temperatura baje tan rápido.  Ten en cuenta que las chaquetas de pluma natural o sintética son la mejor forma de mantener el calor.

El uso de chaquetas impermeables y de telas respirables te ayudarán a mantenerte seco, cálido y evitar que tu sudor se enfríe y baje más tu temperatura corporal. Otro punto importante son tus extremidades: manos, pies y cabeza las cuales pierden calor más rápido que el centro de tu cuerpo, por lo tanto son tu primer sensor ante el frío intenso. Un buen par de guantes de preferencia impermeables, el uso de zapatos o calcetines térmicos son fundamentales, especialmente si pasas varias horas recorriendo las calles de la ciudad. También podemos destacar  el uso de las llamadas “primeras capas” ya que son importantes para mantener el calor en brazos y piernas, especialmente si eres una persona activa. No olvides un buen gorro, hay de todos tipos y materiales: lana y poliéster son los más comunes, si cubren las orejas, mucho mejor! Lo bueno de esta ciudad es que está muy preparada para esta época del año, las estaciones de subway y buses, están implementados con calefacción en todas sus líneas, al igual que la conocida ruta PATH, una red subterránea que recorre los principales puntos del centro de la ciudad, en un agradable y templado ambiente. Personalmente, me estoy preparando para lo que se viene, ahora solo queda esperar y  conocer el tan famoso invierno canadiense.

 

Input your search keywords and press Enter.