Now Reading:
Manos a la masa
Full Article 3 minutes read

Manos a la masa

manos-a-la-masa-canada

Una de las cosas que siempre quise hacer, es un viaje alrededor del mundo y descubrir su cultura pero sobre todo la gastronomía de cada rincón del mundo, lo cual sería imposible para una sola vida, sin embargo el destino me trajo a Canadá. Un país multicultural donde he encontrado un sin fin de platillos auténticos y es el punto justo para empezar a escribir sobre la gastronomía, restaurantes, ingredientes, experiencias, tendencias y todo lo que conlleva.

Siempre hablamos de Gastronomía y creo que cada quien tenemos un punto de vista distinto seamos o no cocineros. Empecemos por definir ¿Qué es gastronomía? Si nos vamos al sentido estricto de la palabra nos encontramos con la etimología Gastro y Gnomos “Conocimiento del estomago”. En algunos libros encontramos que es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y el medio ambiente, Savarin es la persona a quien se le atribuye el registro más antiguo en el libro La fisonomía del gusto, describiendo a la gastronomía como “El arte de la buena mesa”.

Estos tres puntos los uso de referencia ya que a lo largo de la historia esté término sigue sin estandarizarse, por lo cual daré mi punto de vista ya que es una extraña combinación entre cultura, arte, conocimiento y ciencia. Para hacer gastronomía debemos tener conocimientos básicos, antecedentes, ocupamos un esfuerzo, dedicamos tiempo y aplicamos principios de la física por ejemplo.

Para mi gastronomía es transformar y crear conscientemente la materia prima en algo consumible que conlleve cultura, experiencia y vivencias que se interpretan a partir de los aromas y sabores peculiares de cada ingrediente haciendo un festín en la boca de quien lo consume por medio de técnicas aprendidas y ayudada de la ciencia para potencializar el aporte de cada ingrediente.

Muchos platillos han sido creados a base de errores como lo es el hojaldre, por algún despecho, con las sobras de toda la cocina como la paella o quizá con la mejor intensión de quedar bien pero el resultado siempre es el mismo “Satisfacer el apetito y cargarnos de energía”. Algunas comidas ayudadas de adornos florales, extravagantes esculturas o una simple manteleta. Sin embargo para hacer arte en un platillo y que transmita todo esto necesitamos 3 ingredientes básicos, buenos productos, pasión y un comensal.

Al final del día no deja de ser comida que nos invita a compartir, hacer relaciones humanas, conocer a alguien, declarar nuestro amor o simplemente que nos permita escribir, así es que: Manos a la masa y a disfrutar de los fogones.

Abraham Aguilar Ortiz

Input your search keywords and press Enter.