Insectos que puedes comer en América Latina

Por Sebastian Mahecha

¿Te gustaría comer una hamburguesa llena de gusanos? ¿Podrías comer una merienda de hormigas en el cine? ¿Sabías que los insectos tienen más proteínas que comer cerdo de forma regular? Bueno, América Latina es conocida por ser “divertida” y comer insectos es una práctica conocida en varios países de Latinoamérica mucho

antes de que fuera tendencia. Esta lista te mostrará los insectos más sabrosos de Latinoamérica.

Hormigas culonas, Santander, Colombia

Aunque no es muy popular, en los departamentos de Santander y Norte de Santander se comen las llamadas hormigas culonas. Estos insectos crujientes, casi como los Cheetos, se cosechan durante la primavera, para luego ser asados o fritos. Estas hormigas son bastante nutritivas, están llenas de proteínas y son bajas en grasa, también los locales afirman que las culonas tienen propiedades afrodisíacas. Los sibaritas los pueden encontrar en tiendas del barrio o en restaurantes especializados.

Chapulines, Oxaca, México

¿Qué tal algunos chapulines (saltamontes) con sal, lima, chile, cebolla y salsa verde? Estos insectos son muy famosos en la región de Oxaca, donde los lugareños comen animales, especialmente en tacos, pero también con huevos, frijoles y arroz. Estos sabrosos bichitos tostados saben, de alguna manera, a patatas fritas y se fríen antes de comerlos. Además, estos pequeños insectos proporcionan vitamina B. Una porción de 80 gr de insectosproporciona 40 gr de proteína.

Suri, Amazonas, Perú

Estas larvas son aclamadas por los lugareños y los turistas por su suculencia, sutil dulzura, suave textura blanda y sabor delicado, incluso se comparan con el sabor de la avellana. Es posible que al principio te sientas asustado por su apariencia, pero una vez que lo intentes, los gusanos son simplemente increíbles. Las personas comen las larvas crudas o incluso vivas, marinadas y asadas sobre brasas calientes servidas con plátanos verdes y en palitos. Así que, si viajas a uno de estos destinos durante las vacaciones, no olvides probar estos platos y, si te sientes un poco asustado, recuerda lo que Timón y Pumba dijeron: “Baboso… pero sabroso” ¡Hakuna matata!

Input your search keywords and press Enter.