¿Impuestos: un dolor de cabeza o un beneficio familiar?

Por Luz Trujillo

La palabra impuesto es sinónimo de muchas cosas especialmente preocupación. Muchos sienten que es un acto desagradable desprenderse de parte de su ingreso para cumplir con los impuestos del gobierno, pero este es un compromiso fundamental e indispensable para sostener y mantener la seguridad social.  El sistema gubernamental para hacer cumplir este compromiso, tiene estipulado días para presentarlos con el fin de verificar y usar sus mecanismos de control que ayudan a cruzar información para identificar y detectar cuales son los recursos económicos que realmente tiene la sociedad actual.  

Cuando se presentan los impuestos se da la posibilidad de mostrarle al gobierno una radiografía de la situación económica que tiene cada individuo y las posibilidades o limitaciones que tiene para avanzar socialmente. La verdad es que hacer impuestos es como tener su licencia de conducción al día, o tener sus documentos migratorios en regla; muchas veces no apreciamos la magnitud del tema, hasta que nos encontramos con situaciones en las cuales el no tenerlos nos conlleva a frenar proyectos de índole personal, o de negocios.

 Por lo tanto la presentación de impuestos tiene como base lo siguiente:

1.) Ayuda a contribuir al sostenimiento de una mejor sociedad.

2.) Aplica para pagos de beneficios como el GST/HST, Ontario Trillium, bonos para los niños, programas de salud y medicina, entre otros.

3.) Evita caer en auditorias por no cumplir con su presentación a tiempo, o en su defecto presentar información sin un soporte legal ya que el tiempo ha pasado y no se cuenta con la información completa al momento de la revisión.

4.) Pago de multas y sanciones innecesarias aplicables a los montos no reportados dentro del tiempo estipulado.

 Por otro lado, la importancia de sus impuestos a tiempo, no solo se refleja en compromisos monetarios con Canada Revenue, sino que también nos imposibilitan para procesos migratorios, nos bloquean para préstamos de inversión, o podemos vernos ante la posibilidad del embargo de cuentas de banco, salarios o propiedades a nuestro nombre sin previo aviso como sanción al incumplimiento de esta ley gubernamental.

 Por eso en este comienzo de año, debemos encabezar nuestra lista de resoluciones el actualizarnos con el tema de impuestos y tener bien claro todos los detalles referentes a este tema, esa la mejor manera de evitar tener dolores de cabeza, disgustos familiares, tropiezos económicos y muchos otros inconvenientes provenientes de no planificar a tiempo nuestra realidad tributaria. Siempre hay que cumplir con todos los compromisos legales que tenemos con el CRA (Canada Revenue Agency) de acuerdo a nuestra categoría laboral, familiar o la clase de negocios que manejamos, seamos conscientes que los impuestos son un tema vital para el desenvolvimiento de nuestro rol en la sociedad canadiense, pero sobre todo para nuestra paz mental.

Input your search keywords and press Enter.