Hay nuevas reglas para obtener una hipoteca en Canadá

No es la primera vez y no será la última vez que la Oficina del Superintendente de Instituciones Financieras (OSFI) cambie las reglas de calificación para hipotecas no aseguradas (es decir, hipotecas residenciales con un pago inicial del 20% o más).

A partir del 1 de junio, incluso con un pago inicial considerable, la tasa mínima de calificación para una hipoteca no asegurada será la mayor entre la tasa del contrato hipotecario más el 2% o el 5.25%.

El objetivo es proteger a los compradores de vivienda que se exigen demasiado y tienen poco margen de maniobra en caso de que las tasas suban. En otras palabras, esto hará que sea más difícil para los compradores de vivienda calificar para una hipoteca y reducirá el monto de la hipoteca para el que una familia puede calificar en aproximadamente un 5%.

El propósito no es solo desacelerar el mercado de la vivienda reduciendo la demanda y obligando a los canadienses a ahorrar más. Es para proteger las métricas actuales de calidad de los préstamos y garantizar que sigan siendo muy sólidas.

Está claro que el mercado de la vivienda ha estado muy severo en algunas partes de Canadá debido a la falta de oferta, el aumento de la demanda y la licitación competitiva, mientras que, al mismo tiempo, los canadienses siguen muy endeudados.

Input your search keywords and press Enter.