Guía de supervivencia para recién llegados, consejos básicos que pueden hacer tu vida más sencilla

Por Francisco Vernis

Encontrar vivienda en Toronto.

Ahora es cuando se vuelve más importante el tema que les he comentado desde el principio de estas colaboraciones: el número telefónico local. Que en conjunto con tu SIN (Número de Seguridad Social), son dos piezas clave que te ayudarán a encontrar tu propio espacio para vivir en esta maravillosa ciudad que es Toronto.

Asumimos en principio que cuentas con permiso de trabajo o estudio, o ambos. Lo primero es ubicar la zona en la que quieres buscar tu departamento, lo que te lleva a una serie de decisiones importantes, la primera es el presupuesto, necesitas pensar en lo que realmente puedes destinar mes a mes al pago de renta, y con ese dato, más la zona, puedes enfocar el esfuerzo a encontrar tu hogar.

Una vez que hayas decidido la zona, puedes usar los mapas de Google para delimitar el objetivo a cubrir específico y decidirte a caminar la zona, apuntando todos los teléfonos de los espacios en renta que te encuentres, para después hacer las citas. Porque es importante notar que en muy pocas ocasiones te encontrarás con la facilidad de ver el departamento o casa en el momento, excepto cuando es un “open house”.

Y a continuación, hacer llamadas para obtener citas. Hay ciertas particularidades en el mercado inmobiliario de Toronto que es importante conocer: No hay dos caseros (landlords) que operen igual, cada quien tiene sus procesos y reglas, y hay muchas empresas administrando propiedades en renta, así que prepárate para escuchar muchas versiones y variantes de las condiciones que te solicitan, las más usuales son:

  • Contrato de 12 meses
  • Primer y último mes de renta
  • 2 Cartas de recomendación (de gente que te conozca, puede ser de la empresa donde entraste a trabajar)
  • Estado de cuenta bancario sin el detalle de transacciones (lo que quieren saber es que tengas cuenta en el banco)
  • Historial crediticio (usualmente con calificación de crédito), PERO siendo recién llegados esto no lo tendrás, si estás tratando con una empresa administradora de bienes raíces y cuentas con tu contrato, les puedes ofrecer éste en sustitución del reporte de crédito. Si no lo tienes, tampoco te preocupes, es posible que se solucione con un mes adicional de depósito.
  • Una vez que te aprueben la renta del inmueble, debes entregar también comprobante de haber contratado un seguro, es responsabilidad de los inquilinos contar con él.

Si no tienes tiempo de caminar la zona que elijas (vale la pena hacer el intento, recuerda que es donde vivirás por lo menos un año), puedes buscar en algún servicio como www.kijiji.ca (el equivalente de segundamano) o www.trovit.ca para obtener más opciones, pero en mi experiencia, hay más propiedades en renta de las que se anuncian en estos sitios.

Siguiendo con tu proceso, considera de 45 minutos a una hora para ver las propiedades y que te expliquen las condiciones que piden, si incluyen los servicios (utilities) o no, cuándo lo tienen disponible, etc., pregunta todos los pasos del proceso específico sin pena, lo más factible es que quien te muestre la propiedad y te atienda, también haya pasado por el mismo proceso de aprendizaje, esta es una ciudad de migrantes.

Otra opción es que contrates los servicios de un profesional de bienes raíces que te ayude en la búsqueda y renta de tu casa, te puede ahorrar tiempo, y te asesorarán con los trámites, no lo descartes.

¡Que tengas mucho éxito en tu búsqueda!

Input your search keywords and press Enter.