El frío extremo de estos días no detiene a los nadadores de Toronto

Toronto es el hogar de varios nadadores empedernidos que desafían el frío cada invierno para cosechar los beneficios de nadar en el lago Ontario casi congelado, e incluso el frío extremo y la nieve de esta semana no les impide darse un chapuzón.

La ciudad ha visto una semana llena de nevadas históricas, advertencias de clima extremo, vientos gélidos y temperaturas heladas, pero personas como Delphine AO y otros miembros del grupo SwimOP han estado preparándose con sus trajes de baño y se sumergen en el congelado lago Ontario.

“Voy al lago al menos dos o tres veces a la semana, me ducho con agua fría o incluso me sumerjo en la nieve”, dice Delphine, “me encanta el agua y los desafíos, así que lo tomo como un desafío, sin saber que realmente esto cambiaría mi vida”.

Luego de realizar esta actividad extrema, Delphine notó que su depresión y ansiedad estaban desapareciendo, ahora dice que es “totalmente adicta”.

Incluso el clima extremadamente frío de Toronto no puede mantenerla a ella ni a sus compañeros nadadores lejos del agua.

Input your search keywords and press Enter.