Educando hijos con disciplina positiva

VERONICA TORRES*

 

La disciplina positiva es una herramienta muy fácil de aplicar, la clave principal es saber cómo comunicarse con su hijo estableciendo reglas y límites claros. Así mismo la importancia de la nutrición relacional, tal como necesitamos de agua y comida para satisfacer las necesidades básicas de nuestro cuerpo físico, todos debemos ser nutridos emocionalmente.

La nutrición relacional se basa en 4 conceptos: Valoración, Aceptación, Afecto y Reconocimiento.

Si usted como padre de familia nutre emocionalmente a su hijo será más probable que este crezca con una actitud positiva ante los sucesos de la vida, al reconocer un mínimo cambio positivo en la conducta de su hijo, tendrá menos problemas en la crianza. Por ejemplo, si a su hijo le cuesta trabajo el sacar buenas notas en matemáticas y su nota aumenta un punto, es importante reconocer su dedicación y esfuerzo, aceptando que quizá le cuesta más trabajo las matemáticas que la historia o alguna otra materia.

Debemos evitar atacar la identidad de los niños, podemos hablar de dificultades en la capacidad de hacer las cosas o conductas y comportamientos inapropiados, pero nunca etiquetar la identidad. Para los niños es muy importante sentirse comprendidos y amados. Por ejemplo, si el niño hace berrinche porque no hay galletas de chocolate, es importante que le expliques porque no hay galletas de chocolate. Y que se sienta comprendido. Hijo comprendo que estas molesto por que se terminaron las galletas, pero que te parece si a partir de hoy tu administras tus galletas y me recuerdas antes de que se terminen. La comunicación entre padres e hijos cambia completamente si nos damos el tiempo de explicar el por qué y dar una solución.

 

Para que una regla funcione es necesario: hablar en un tono firme y ver a los ojos, no romper las reglas, evaluar el resultado de la regla dando continuidad. Es importante recordar que las reglas van cambiando de acuerdo al ciclo vital de la familia. La regla de un niño de 4 años es diferente a la de un niño de 8 años. Las reglas, los límites y los acuerdos familiares van cambiando de acuerdo al ciclo vital de la familia.

 

* Trabajadora Social, Terapeuta Familiar y de Pareja.

Registrada en Ontario College of social workers and social service workers

 

www.despertar.ca 647-504-4405

Input your search keywords and press Enter.