Conoce a los cuatro empresarios que le han dado un toque latino a los pubs Firkin

Pablo Velásquez (Venezuela), Esteban Martínez (Colombia), Carlos (Kike) López (Venezuela) y Jaime Andrés Zambrano (Colombia) son un grupo de amigos que hace ocho años vieron una gran oportunidad en el negocio de la hostelería que lograron perfectamente.

Ellos, como la mayoría de los inmigrantes, han pasado por muchas situaciones difíciles en Canadá. Tuvieron que hacer trabajos como lavar platos, limpiar, servir comida y bebidas para poder vivir aquí. Sin embargo, el trabajo arduo valió la pena, y después de muchos años rompiéndose la espalda, hace ocho años se involucraron en el negocio de los bares y hoy son dueños de cinco pubs exitosos en toda la ciudad que tienen un toque latino.

Ellos se reunieron en el área de Yonge y Eglington, donde todos trabajaban en restaurantes y clubes nocturnos en ese momento. Después de un tiempo, esta amistad trascendió en una asociación de negocios en busca de oportunidades donde invertir. Casualmente, en esa misma área, vieron una oportunidad en Fox, el primer pub de la franquicia Firkin y el primer pub que tendrían.

Tuvieron que cambiar renovar e incorporar nuevas ideas al pub. Al principio, se les ofreció administrar la marca durante seis meses y luego tendrían la posibilidad de comprar el pub.

Estos muchachos vieron en el Fox la oportunidad de remodelar un pub y convertirlo en una mina de oro. Kike dice que durante ese tiempo los negocios de moda se estaban abriendo en el área y tuvieron que inyectar una nueva mentalidad.

¿Cuál es la clave para un pub exitoso?
“El retorno del capital es de tres a cuatro años, y de ocho a diez años para ver el beneficio”, declararon.

Kike López, 18 años en Canadá, Caracas,Venezuela y Esteban Martínez ,19 años en Canadá, Bogotá, Colombia

Pablo dice: “Haber trabajado en las dos facetas del negocio, como empleado y como gerente, es una de las ventajas más sólidas que tenemos porque eso nos da la posibilidad de comprender al empleado y al negocio”.

Jaime Zambrano cree que la forma en que ofrecen sus productos es fundamental. “Contratamos personas que entienden la idea de este negocio. “El servicio, la forma de hablar con la gente y la sonrisa son aquellas cosas que van más allá de servir un plato de comida y que hacen la diferencia”, dijo Zambrano.

“La Molson Canadian es la misma gente que vende al lado, la Corona es la misma, las alitas de pollo son las mismas que compra la otra compañía “, dice Kike. “¿Qué hace la diferencia? La conversación que tienes con el cliente, si le gusta o no, y la experiencia que el cliente tiene”.

 

Input your search keywords and press Enter.