Cómo vestimos en Toronto

Por: Sara Mencia.

Recuerdo perfectamente cuando preparaba mis maletas hace 5 años atrás.  Habían 4 cosas que no podía dejar: mis zapatos de tacón alto, mis trajes de oficina, el secador de pelo y por supuesto, mi maquillaje. No creía que iba a poder sobrevivir sin ellas… hasta que llegué a Toronto y todo cambió.

Aquí les comparto 4 cosas que he aprendido acerca de cómo nos vestimos por aquí.

1) Cómodo le ganó a bonito: ¿Has visto las manadas de Union Station ó del TTC en horas pico? Pues ese corredero no es para andar con elegancia, es para el que más corra.  Estar cómodo es lo importante, eso de ponerse bonito es para cuando te diste cuenta que sobreviviste por inercia y llegaste a tu trabajo. #SálveseQuienPueda

2) ¿Peinarte? Mmm… depende: Recuerdo la primera vez que me dejé el pelo crespo. Toda una tragedia para mí, ya que las latinas de pelo rizo como yo, pagamos (y hacemos) lo que sea por tener el pelo alisado.  Al llegar a la oficina había gente preguntándome si podía tocar mi pelo, que en qué salón me lo hicieron, que si era una “perm”…. ¿Pero esto es un sueño ó una pesadilla?  Sí, porque aquí llevar el pelo crespo es considerado #cool.  Así que de ser una “locaza” según mi estándar latino pasé a ser la chica más “hot” del piso. #AunqueUstedNoLoCrea

3) Maquillarse es pa’ quien puede: Cuando tienes  hijos que despertar, bañar, vestir y tienes que hacerles desayuno,  prepararles merienda (¿también?), llevar al colegio y salir corriendo a agarrar el tren… (¡Uf! ya me cansé), lo importante es sobrevivir todas las mañanas. ¿Quién dijo maquillaje? #EstoEsFuerte.

4)¿Y el traje ejecutivo? ¡Ay! de ese ni hablemos porque con las botas de invierno, desgreñada y sin maquillaje… ¿para qué el traje? #UstedSePoneLoPrimeroQueEncuen tra

Lo bueno de vivir en Canadá es que sin tacones, maquillaje y despeinada eres valorada por lo que sabes y quien eres.

 

Inglés

I remember perfectly when I packed my bags five years ago. There were four things I could not leave behind: my high heels, my office suits, the hair dryer and of course my make-up. I did not think I could survive without them, that is until I arrived in Toronto and everything changed.

Here are 4 things I’ve learned about how we dress here.

1) Comfortable wins over nice: Have you been at Union Station or any TTC station at peak hours? It’s not the time to wear high heels, you may need to run. Being comfortable is the most important thing, but looking good should be saved for work.

2) Comb your hair? It depends: I remember the first time I left my hair curly, it was a tragedy for me. Curly-haired Latinas like me, will pay (and do) anything to have straight hair. When I got to the office people were asking me if they could touch my hair, who my hairdresser is,  and if it was a perm. I soon discovered that in Canada, having curly hair is considered #cool. I went from having “Crazy” hair, according to my Latin standard, to being the hottest girl on the floor. #AlthoughYouDoNotBelieveIt

3) Make up is for whoever can manage: When you have children to wake up, bathe, dress, feed and take to school—and then you have to run to catch a train it’s hard to fit makeup into your schedule. It’s important to survive every morning. Who needs makeup? #ThisIsHard

4) And the suit? If there is no time for makeup or heels. Why bother wearing a suit? #YouWearTheFirstThingYouFind

The good thing about living in Canada is that without heels, makeup and even if you look dishevelled, you are valued for what you know and who you are.

Input your search keywords and press Enter.