¡Casi tienes 40!

A mi pareja le gusta decir, cuando estamos discutiendo y quiere destacar el comportamiento “irresponsable” como conducir sin licencia, o no pagar la factura de mi visa a tiempo. Creo que, si la responsabilidad y teniendo 38 son mutuamente excluyentes, entonces tal vez tenga razón. Solo para aclarar, no creo que soy irresponsable, sólo creo que él es demasiado responsable, pero eso es todo otro blog.

Mientras a mi pareja le gusta usar mi edad en mi contra, a mí me encanta tener 38. Algo sobre asentarse en mi piel, sintiéndome más cómodo y simplemente sin importarme las cosas que no tienen importancia, se encuentran en primer lugar de mi lista de las cosas que mejoran con la edad. Por supuesto, hay días en que extraño la energía sin fin de mi juventud, pero aparte de eso estoy bastante feliz.

Cuando era joven, recuerdo haber pensado que 40 era muy viejo. Ahora que 40 está a la vuelta de la esquina, vejez, es la última cosa que siento. Quiero decir que no soy delirante, no creo ser joven tampoco. Además, las arrugas, el pelo del cuerpo en lugares que nunca imaginé, y el peso que se ha arraigado alrededor de mi cintura, ha hecho que sea imposible de olvidarme que estoy envejeciendo. Sin hablar de mis tendencias de viejo gruñón, al igual que mi intolerancia por los espacios ruidosos y llenos de gente, conversaciones con cualquier persona menor de 26 años, y la sensibilidad a los alimentos picantes son todos los recordatorios de que los días de gloria han terminado. Las fotos antiguas son la prueba documentada. Ahora, cuando miro en un espejo, en lugar de ver a un hombre joven de ojos brillantes, de dientes blancos, veo una versión más oscura, más étnica de Dumbledore.

En serio, pensé que a estas alturas tendría todo en orden. Me imaginaba un zorro plateado rico, un George Clooney latino, distinguido, con 5 niños adoptados (con niñeras, por supuesto) y sería un artista reverenciado de gira por el mundo, aceptando premios por mis obras. No hace falta decir que no soy ninguna de esas cosas. En lugar de eso, sigo disfrutando de ver caricaturas, viviendo de pago en pago, y todavía sostengo que hacer la cama cada mañana es inútil. No estoy decepcionado de mí mismo, gracias a mi extensa y costosa psicoterapia de primer mundo. Ahora con madurez, acepto quien y donde estoy en mi vida en este momento.

La mayor diferencia la reconozco dentro de mí mismo, aparte de las preocupaciones obvias, vanidad y la impaciencia de un abuelo, es mi comprensión del tiempo. Parece que, en algún tiempo alrededor de 18 años, tomé una siesta y, literalmente, desperté veinte años más tarde. La frase “El tiempo vuela” es real. Cuando uno es joven, no se puede entender esta verdad. Diablos, cuando uno es joven, el tiempo no puede moverse rápidamente. No puedes esperar a tener 16 para poder conducir, 19 para poder beber, y después 21 para poder beber en los EE.UU. Luego, a finales de los 30, deseas poder retrasar el reloj, ¡espera! ¡Espera! Estoy corriendo un poco atrasado, no estoy allí todavía. Los meses pasan volando como días y los años como semanas. Juro, ayer tenía 37, y para el momento que esto se publique, probablemente tendré 39. La vida se acelera cuando eres mayor, y no hay nada que se pueda hacer para detenerlo. Pero tenemos un búfer. Somos más sabios. Ganamos una confianza tranquila; esa comodidad en tu piel, eso de no importarte nada, que he mencionado anteriormente. Aprendemos que todo en la vida es percepción/actitud, especialmente edad. Por eso, aunque actué de manera “irresponsable” o no sea “adulto” a veces, nadie, ni siquiera mi pareja, tiene el derecho de imponer sus percepciones de lo que piensan que mi edad “debería” de verse en mí. Mira, no tendré todo en orden, pero soy feliz, y eso tiene que contar para algo. Y diablos, si tener 38 quiere decir que soy un adulto, entonces es porque yo lo digo.

YOU ARE ALMOST 40!

My partner loves to say, when we are arguing and he wants to highlight “irresponsible” behavior like driving without a license, or not paying my visa bill on time.  I guess if responsibility and being 38 are mutually exclusive, then maybe he is right, NOT.  Just to clarify, I don’t think I’m irresponsible, I just think he’s way too responsible, but that’s a whole other topic.

As much as my partner likes to use my age against me, I love being 38.  Something about settling into my skin, feeling more comfortable and just not giving a fuck about the things that don’t matter, are at the top of my list of things that get better with age.  Of course, some days I miss the endless energy of my youth, but besides that I’m pretty happy.

When I was young, I remember thinking 40 was so old.  Now that 40 is just around the corner, old is the last thing I feel.  I mean I’m not delusional, I don’t think myself young either.  Besides, wrinkles, body hair in places I never imagined, and weight that has rooted itself around my midriff, has made it impossible for me to forget that I’m aging.  Not to mention my grumpy old man tendencies, like my intolerance for loud and crowded spaces, conversations with anyone under 26, and sensitivity to spicy foods, are all reminders that the glory days are over.  Old photos are the documented proof.  Now, when I look in a mirror, instead of seeing a bright eyed, white-toothed young man, I see a darker, more ethnic version of Dumbledore.

I seriously thought by now I would have my shit together.  I pictured a rich silver fox, a Latino George Clooney, distinguished, with five adopted kids (with nannies of course) and I would be a revered artist touring the world, accepting accolades for my masterpieces.  Needless to say, I am none of those things.  Instead, I continue to enjoy watching cartoons, live paycheque to paycheque, and I still argue that making the bed every morning is redundant.  I’m not disappointed in myself, thanks to my extensive and expensive first world psychotherapy. Now, I maturely accept who and where I am in my life at this moment.

The biggest difference I recognize within myself, other than obvious vanity concerns and my grandpa like impatience, is my understanding of time.   It seems that somewhere around 18, I laid down for a nap and literally woke up twenty years later.  The phrase “Time Flies” got real.  When you’re young, you cannot understand this truth.   Hell, when you’re young, time can’t move fast enough.  You can’t wait for 16, so you can drive, 19, so you can drink, and then 21, so you can drink in the U.S.  Then, in your late 30’s, you wish you could slow the clock down. Wait! Wait!  I’m running a little behind, I’m not there yet.   Months fly by like days, and years like weeks.  I swear, yesterday I was 37, and by the time this is published, I’ll probably be 39.

Life picks up speed when you get older, and there is nothing you can do to stop it.  But we get a buffer.  We get wiser.  We gain a calm confidence; that comfortable in you skin, that not giving a fuck, that I mentioned earlier.  We learn that everything in life is perception/attitude, especially age.  So even though I may act “irresponsibly” or “un-adult” sometimes, nobody, even my partner, has the right to impose their perceptions of what they think my age “should” look like on me.  Look, I may not have all my shit together, but I’m happy, and that has got to count for something.  Hell, and if 38 means I’m a grown up, Then it’s because I said so.

Input your search keywords and press Enter.