Candidatos a primer ministro debaten papel de Canadá

Por El Imparcial

Los tres principales candidatos a primer ministro de Canadá en los comicios de octubre protagonizaron hoy un debate, dominado por la misión militar de combate aéreo en Siria y la revocación de la ciudadanía a inmigrantes acusados de terrorismo.

Por más de dos horas los aspirantes, entre ellos el propio primer ministro Stephen Harper, quien aspira a un cuarto mandato, se trenzaron en un acalorado debate de acusaciones mutuas sobre la política de Canadá en la esfera global.

Entre los temas abordados destacó el decreto C-24 que permite al gobierno retirar la ciudadanía a quien esté cumpliendo cualquier condena por terrorismo.

Harper recalcó la facultad de retirar la ciudadanía a quien ha perpetrado crímenes de guerra “no veo por qué no hacerlo con los terroristas”, apuntó.

El líder del Partido Liberal, Justin Trudeau, hijo del exprimer ministro Pierre Elliot Trudeau, criticó a Harper por tener la facultad de revocar una ciudadanía y que le preocupe más esto que mantener al delincuente en prisión.

El gobierno conservador anunció el sábado que revocó la ciudadanía a Zakaria Amara, miembro del denominado grupo “Toronto 18” que planeaba ataques terroristas en esta ciudad y que cumple una condena de cadena perpetua desde 2010.

“Un canadiense es un canadiense, pero usted ha devaluado este estatus al hacerlo condicional”, acusó el candidato liberal a Harper, quien insistió en el derecho a revocar la ciudadanía a los acusados de terrorismo.

Tanto Trudeau como Thomas Mulcair, líder del izquierdista Partido Neo Demócrata (NDP), han prometido derogar el Bill C-24 de ganar las elecciones del 19 de octubre próximo.

Respecto a la misión militar que Canadá opera en Siria con aviones de combate y entrenamiento de tropas sirias, Harper defendió la intervención militar justificando que el llamado Estado Islámico puede extenderse y eso amenaza a Canadá.

El líder de izquierda aclaró que “esta no es una misión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, no es una misión de las Naciones Unidas”.

Precisó que 60 países están involucrados en la misión en Irak y Siria, pero que sólo 12 están combatiendo.

“Canadá no tiene por qué ser parte de esas labores de combate”, afirmó Mulcair, quien ha prometido retirar las topas canadienses si llega al poder.

Harper, quien gobierna el país desde 2006, busca un cuarto mandato, pero su negativa a aceptar más refugiados sirios le ha traído duras críticas y una merma de su ventaja en las encuestas.

Algunos canadienses encuestados por las televisoras del país coinciden en que “es necesario un cambio”.

Input your search keywords and press Enter.