Todos los vuelos canadienses, hacia y desde destinos vacacionales en el Caribe y México se detendrán a partir del domingo y permanecerán suspendidos hasta el 30 de abril, dio a conocer el primer ministro canadiense Justin Trudeau.

Además, se obligará a los viajeros internacionales a ponerse en cuarentena en hoteles durante al menos tres días y realizarse una prueba PCR de COVID-19.

Aquellos que den negativo en la prueba podrán regresar a su hogar u otro destino final y completar el resto de una cuarentena de 14 días bajo “mayor vigilancia”. Mientras que los casos positivos deberán permanecer en hoteles hasta que se recuperen.

A principios de este mes, el gobierno federal requirió que todos los viajeros entrantes presentaran prueba de una prueba de PCR COVID-19 negativa completada dentro de las últimas 72 horas.

Input your search keywords and press Enter.