La celebración de Halloween es más antigua de lo que crees

El origen de Halloween nos remonta hasta hace más de 2.500 años, al festival celta de “Samhain” o “fin de verano”. Esa noche los irlandeses celebraban el último día de la temporada de la cosecha y daban la bienvenida al año nuevo celta, que coincide con el solsticio de otoño.

La leyenda cuenta que esa noche la línea que une Nuestro Mundo con el más allá se estrecha tanto que los espíritus pueden pasar a través de ella y volver con los vivos.

Durante esta celebración, los muertos se reencontraban con sus seres queridos y todos cenaban y festejaban unidos. Para que los espíritus no se perdieran y encontraran la luz, algunas personas dejaban velas encendidas, comida y dulces en sus puertas y ventanas. También lograban entrar por ese portal espíritus malignos. Por ello, los vivos se vestían con trajes y máscaras para intentar hacerse pasar por uno de ellos y no sufrir daños.

Input your search keywords and press Enter.