Now Reading:
Un llamado a la calma y a la solidaridad
Full Article 2 minutes read

Lo que tienes que saber sobre el COVID-19.

En las últimas semanas, Canadá y muchos otros países, nos hemos visto obligados a permanecer en casa. Esto, a raíz de las medidas de distanciamiento social que se han tomado para evitar la propagación del coronavirus (o COVID-19).

Sabemos que ha sido difícil, sin embargo, el Primer Ministro Justin Trudeau y las autoridades provinciales, nos han dejado claro que tendremos el apoyo y respaldo para sobrellevar esta situación. Se han anunciado distintas medidas que beneficiarán a las familias, trabajadores y empresas canadienses ante la crisis.

Aunque el gobierno está tomando acciones, también es cierto que nosotros, como sociedad, debemos acatar las medidas de higiene y distanciamiento que se nos han indicado para evitar lo más que se pueda el contagio del virus, estar alertas a los síntomas y pedir atención médica, de ser necesario.

Síntomas del COVID-19:
-Fiebre
-Cansancio
-Tos seca
-Dificultad para respirar

Y algunos pueden presentar:
-Dolores
-Congestión nasal
-Rinorrea
-Dolor de garganta
-Diarrea

Si detectas alguno de estos síntomas y sospechas que pudieras haberte contagiado, llama al teléfono 1-866-797-0000 y ponte en contacto con las autoridades de salud de Ontario.

¿Qué hacer para no contagiarse de COVID-19?
– Lavarse las manos con agua y jabón.
– Mantener una distancia mínima de 1 metro entre una persona y otra.
– Evitar tocarse ojos, nariz y boca.
– Quedarse en casa y si presentas síntomas, busca atención médica.
– Mantenerse informado a través de los canales oficiales de las autoridades sanitarias.

Si nos quedamos en casa y acatamos estas recomendaciones, podremos salir más rápido de esta situación. Hacemos un llamado a la calma y, sobre todo, a la solidaridad para ayudar a las personas que más lo necesitan, pues muchos podrían perder su trabajo, o enfermar y carecer de los recursos necesarios para atenderse.

Si conocemos a alguien que necesita ayuda o que esté en aislamiento, solidaricémonos de alguna u otra forma, por ejemplo, yendo a comprarle los víveres al supermercado o llamándole por teléfono para animarlo.

Hay que mantener nuestra distancia, pero unirnos de corazón, para que pronto superemos este momento de incertidumbre. Aprovechemos el tiempo en casa para hacer todo lo que no podíamos porque “no teníamos tiempo” y démosle todo el amor ay cariño a nuestra familia.

QUÉDATE EN CASA.

 

Input your search keywords and press Enter.