Now Reading:
#TORONTOSTRONG
Full Article 3 minutes read

#TORONTOSTRONG

“Domingo 22 de julio, Toronto:un hombre de 29 años abre fuego contra restaurantes y cafeterías del tradicional barrio griego. Entre 15 y 20 disparos son escuchados por los habitantes de la zona. En el hecho pierden la vida una joven de 18 años, una niña de 10 y el atacante; 13 personas más resultan heridas.” 

Esta noticia parece sacada de un medio de comunicación de un país diferente,pero lastimosamente ésta masacre ocurrió en Toronto,enun país reconocido por sus altos estándares de calidad de vida y sus bajos índices de violencia armada.

A este hecho puntual se suman una alarmante cifra de tiroteos en la ciudad en lo que va corrido del año, según datos de la policía, a agosto 12 se registraban 249 tiroteos. Como resultado, más de 50 personas han perdido la vida y más de 280 han resultado heridas. Sin embargo, si se adicionan casos como el de la camioneta que transitó por una zona peatonal matando 10 personas, la violencia doméstica, las agresiones sexuales y los robos, se puede concluir que la capital de Ontario es todo, menos un sitio seguro para quienes viven en él.

Sin embargo, después de la tormenta viene la calma. Esto ha traído consigo un efecto positivo que surgió en medio de tanta adversidad: la fuerza y la unión de la comunidad Torontiana. Sin importar su origen, su pasado, sus raíces, la gente que habita en esta ciudad de inmigrantes se ha unido para mostrar cuán interesada está en un presenteesperanzador y, definitivamente, en un futuropacífico.

Un ejemplo claro fue “416 – Light Up TheNight”, evento organizado por representantes del mundo del entretenimiento, que el pasado 31 de julio reunió a cientos de personas de todas las edades, procedencias y religiones en el Withrow Park para encender velas como símbolo de amor, unidad y la compasión con las víctimas del incidente en Danforth. Así mismo, se han organizado marchas, reuniones y conciertos de beneficencia con los que los ciudadanos de Toronto han mostrado su rechazo absoluto a la violencia, su deseo de vivir en un espacio en el que puedan sentirse seguros y su capacidad de unirse por causas justas y de interés común.

Es lógico que las autoridades locales deben ser los primeros entes en buscar soluciones que den fin o al menos disminuyan esta ola de violencia que está azotando a Toronto. Son necesarias regulaciones más estratégicas, controles más minuciosos, castigos más contundentes. Perolas acciones que están tomando los ciudadanos también hacen parte del cambio. Y los resultados ya se están viendo.




Input your search keywords and press Enter.