Now Reading:
Te recuerdo, por ende no te olvido
Full Article 3 minutes read

Te recuerdo, por ende no te olvido

La fotografía siempre ha sido una de mis pasiones; capturar momentos únicos y crear composiciones que narren historias que afecten al espectador, que generen diálogo y abran paso a la imaginación. La semiología, sociología y la antropología son áreas del conocimiento que exploran, dentro de muchas otras cosas, la fotografía y el hombre. Roland Barthes, escritor y filósofo francés, es uno de esos. En uno de los capítulos de su libro La Cámara Lúcida, este escritor habla de la importancia que tiene para el ser humano el registro fotográfico. Tomamos fotos de nuestras familias, amigos y de nosotros mismos por la necesidad que tenemos de ser recordados, de no desaparecer, y es así que la famosa frase de Momentos Kodak, tomó más sentido en mi vida.

Este año y apoyados por el Fondo Estratégico del Consulado para las Artes de Toronto (TAC, por sus siglas en inglés), en Art Starts hemos iniciado unos talleres en donde 10 jóvenes están recibiendo entrenamiento y mentoría para el uso de cámaras, Photoshop, escritura creativa y diseño y creación de disfraces. El día martes, 17 de diciembre, tendremos una exposición de su trabajo en el Todmorden Mills Heritage Site, que desde 1967 opera como un museo comunitario. Cuentan los trabajadores de este sitio que las dos casas, el teatro y la galería de Paper Mills, así como la cervecería, están habitadas por fantasmas. La verdad yo sí creo en los fantasmas y soy bastante sensible a sus energías; en el mes de febrero estuve visitando las instalaciones para el desarrollo del proyecto y les puedo garantizar que efectivamente hay más de un fantasma. 

Retomando el tema de la fotografía y los seres humanos, en algunas culturas, hay una conexión muy grande entre las fotos y la muerte. El mes de noviembre es muy conocido para la cultura latinoamericana, y en particular la mexicana, por estar dedicado a sus muertos, una tradición que en el 2008 fue reconocida como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad  por parte de la UNESCO. El Día de Muertos es una celebración en la que se le recuerda a las personas fallecidas, mientras que la flor de cempasúchil, las calaveras, el pan de muerto, los alteres y demás, son típicos de esta celebración. Los jóvenes que participan en el proyecto tendrán la oportunidad de asistir a dicho evento y aprender en cómo otras culturas el tema de la muerte y los fantasmas es tratado.

Para aprender más del proyecto, visita artstartsto.com/ghosts/

 

Julian Carvajal
Special Projects Manager

 




Input your search keywords and press Enter.