Now Reading:
¡Se viene el invierno!
Full Article 3 minutes read

Para los inmigrantes latinos que crecimos en las regiones templadas y tropicales del continente americano, el primer invierno de Toronto puede ser impactante. El secreto para no solo sobrevivir, sino incluso disfrutar del invierno, es aprender a pensar como un “canadiense”.

En Canadá, el hielo y la nieve son una excusa para salir y disfrutar de una vida activa. En lugar de quedarte en casa y no ver la luz del sol, sale, bien abrigados, ¡y disfrutan de la vida activamente!

Tanto niños como adultos participan en ligas de hockey sobre hielo como oportunidades sociales. Andan con enormes bolsas y palos para ir después o antes del trabajo. Para nosotros, los latinos hogareños, también existe la opción de ir a ver este deporte increíblemente divertido y rápido. No es el futbol, ​​por supuesto, ¡pero es divertido de todos modos! ¡También está el patinaje sobre hielo!

¿La idea de deslizarse sobre hielo duro por diversión suena trastornada? A los torontonianos les encanta ir a patinar sobre hielo los fines de semana y después del trabajo. Como resultado, la ciudad de Toronto tiene un excelente sistema de parques y recreación que ofrece clases de patinaje sobre hielo para niños y adultos por primera vez. Las clases son excelentes. Estarás patinando en poco tiempo, no importa que tan aterrorizado hayas estado en el comienzo.

Los fines de semana, los deportes de invierno como el esquí de fondo o alpino y caminatas en la nieve son pasatiempos muy populares. ¡Después, puedes disfrutar de una humeante taza de chocolate caliente como recompensa! Por supuesto, hay algunas cosas que pueden ser difíciles de disfrutar, como palear nieve en las aceras y los automóviles.

Puedes concentrarte en los beneficios. Palear nieve te ayudará a encontrarte con tus vecinos, a hacer ejercicio y estar un poco fuera de casa. El secreto es salir y palear tan pronto como deje de nevar, antes de que se vuelva duro, y usar sal, para evitar que se convierta en hielo en el fondo. Usar ropa de invierno especializada es clave para ello.

La inversión principal es un abrigo de invierno a prueba de viento. Los torontonianos prefieren los colores oscuros. Debajo, es bueno usar capas de ropa, para poder sacárselas y controlar el calor. También, necesitarás una bufanda para envolverte la cara y un sombrero para que te cubra las orejas. Si no los usas, se te congelarán. Ropa interior abrigada, leggings, guantes y zapatos aislados, con buenas suelas, son imprescindibles. De este modo, ¡te divertirás más!

 

Por Ariel G. Blau.




Input your search keywords and press Enter.