Now Reading:
Reinventarse en Canadá – Etiqueta de trabajo canadiense
Full Article 3 minutes read

Partamos del escenario en el que empiezas a trabajar en un nuevo empleo en Canadá, es decir, tu primer empleo en este maravilloso país.

¡Felicidades! Supone que todo será como en todo trabajo nuevo, mucho que aprender, algo que aportar, y algunas posibilidades de desarrollo. En general, estás en lo correcto, un nuevo empleo es una nueva oportunidad, pero si te encuentras en una nueva posición en una nueva empresa y ya lograste pasar todos los filtros de contratación, diste un gran paso para insertarte en el mercado laboral canadiense y ten por seguro que este primer trabajo será parte de una cadena en la que seguirá tu crecimiento.

Hay algo sencillo, pero importante, que te puede ayudar a facilitar la adaptación a las nuevas actividades, y a impulsar tu desarrollo dentro de la empresa, y esto es observar las reglas de etiqueta laboral canadiense. No es que exista necesariamente un código único que aplique a todos los casos, sin embargo, si sigues estas simples guías de conducta e interacción será más sencillo sentirte como pez en el agua más rápidamente.

Demuestra interés, pero mantén la distancia. Esto parece una paradoja, ¿cómo me voy a interesar en los asuntos de alguien sin preguntar algo personal? Simple, limítate a hacer tus preguntas sobre el trabajo, no hagas preguntas personales, a menos que sea en un contexto totalmente informal, fuera del trabajo.

Pregunta todo sobre el trabajo. Considera que eres parte de un equipo. En circunstancias normales, nadie estará tratando de ponerte obstáculos o trampas, al contrario, se buscará que todos tengan mejores resultados, por lo tanto, preguntar es importante. Lo más probable es que te hayan contratado por tu capacidad y experiencia, de acuerdo, pero eso no quiere decir que seas infalible (o que ellos lo esperen), pregunta sin asumir, qué se espera de ti.

Responde directamente, de forma específica a lo que te preguntan, de igual forma, trata de formular tus preguntas lo más claras y directas posible. No es rudeza, es eficiencia. Si no entiendes la pregunta, pide libremente que te la expliquen de otra forma, no asumas.

Respeta tu horario de entrada y de salida del trabajo con estricta disciplina, si estás trabajando fuera de tu horario, es una señal de alerta de que la carga de trabajo está mal distribuida, pero si es necesario que trabajes horas extras, asegúrate que tu jefe y la oficina de Recursos Humanos lo sepan y estén de acuerdo.

 

Por Francisco Vernis
francisco.vernis@gmail.com

Input your search keywords and press Enter.