Now Reading:
Redescubriendo las atracciones de Toronto en invierno
Full Article 3 minutes read

Hemos tenido la misión de redescubrir y disfrutar de las atracciones locales en Toronto este invierno. Con los niños pequeños todavía estamos un poco limitados a pasar mucho tiempo jugando al aire libre. Por eso, aquí les dejo algunos lugares a los que nos hemos dirigido durante este invierno para mantenernos ocupados, tanto en el interior como en el exterior.

El zoológico de Toronto
En un día agradable, el zoológico de Toronto es un gran lugar para pasear y tomar aire fresco. Sí, incluso en los meses más fríos. Lo bueno de este lugar en invierno es que hay muchos lugares con calefacción. La mayoría de los pabellones tienen fuentes de agua filtrada para rellenar tu botella de agua gratis y bancas para que puedas sentarte y comer algo rápido o almorzar con tu pequeño mientras te calientas y miras a los animales en el Pabellón de la Selva Africana o el Pabellón de Indo-Malaya. Incluso, pasear por los senderos boscosos fue una buena manera de tomar aire fresco. Alquilamos uno de los grandes y robustos cochecitos del zoológico para moverse, lo cual fue un salvavidas cuando las pequeñas piernas de mi hija se cansaron (y cuando hizo demasiado frío) pudo acurrucarse debajo de una manta y disfrutar del paseo.

Sugerencia: Vale la pena planificar la visita con anticipación para ver algunas charlas y cuando el cuidador del zoológico alimenta a los animales. Asistimos a las charlas del cuidador del zoológico con los osos polares y las jirafas, lo cual fue genial porque en invierno es mucho más tranquilo, y más si eres una de las pocas personas que se acercan y hacen preguntas.

Mientras que el Centro de Ciencias de Ontario es una buena opción para los días en que la temperatura baja drásticamente o hay tormenta de nieve, ya que es posible que estés buscando un lugar cubierto para pasar el rato. Este lugar es ideal para niños de todas las edades.

Algunos de nuestros lugares favoritos en una visita reciente aquí con mi hijo de 4 años fue todo en KidSpark, The Living Earth y Weston Family Innovation Center. Hay un montón de espacio para que los pequeños caminen a sus anchas y de manera segura, y para que estiren las piernas, así como para que puedan tocar casi todo lo que se ve. El área de KidSpark está diseñada para niños menores de 8 años y puedes mantenerlos ocupados durante horas. Mi hija y su amiga estaban encantadas con la tienda de comida, construyeron su propia montaña rusa y la oportunidad de dar comida en su programa de encuentros con animales. No logramos ver una película de IMAX en la última visita, pero esperamos verla pronto ya que es otra actividad súper divertida en el Centro de Ciencias. Siempre hay exhibiciones y eventos especiales, por lo que vale la pena planificar con anticipación entrando a la web del Centro de Ciencias de Ontario (Ontario Science Centre).

Consejo: En invierno, recomendaría guardar los abrigos y las botas en una taquilla de la entrada (el alquiler cuesta $1, así que ten a la mano
una moneda) para que no tengas que cargar todo.

Para obtener más consejos e ideas divertidas sobre viajes familiares, sigue las aventuras de nuestra familia en www.growingupcanexican.com.

 

POR JENNIFER SALAZAR




Input your search keywords and press Enter.