Now Reading:
Por qué decidimos educar en casa a nuestra hija bilingüe
Full Article 3 minutes read

Por qué decidimos educar en casa a nuestra hija bilingüe

JENNIFER SALAZAR

GrowingUpCanexican.com

¡Hemos decidido educar a nuestra hija en casa, y este es el motivo! Desde que mi hija tenía solo 9 semanas, hemos dividido nuestro tiempo yendo y viniendo entre Canadá y México. Ahora que tiene 3 años de edad, nos estamos acercando a un dilema que todos han estado preguntando desde hace tiempo: “¿Dónde irá a la escuela Isla … en Canadá o México?”. ¡La respuesta simple es … en ninguna parte!
La razón para educar a nuestra hija en el hogar es debido a nuestro estilo de vida y la sensación de que en este momento nuestra hija aprenderá mucho más viajando que sentada en un salón de clases. Tenemos la suerte de brindarle a nuestra hija la oportunidad única de tener a Toronto, Canadá y Cancún, México como su hogar, mientras habla inglés y español.

Para ser sincera, el método de aprendizaje todavía no se ha determinado y mi hija solo tiene 3 años, así que realmente no siento que deba tener un plan claro en este momento. Es probable que sea una combinación de educación en casa y lo que se conoce como Worldschooling(educación en el mundo) y Unschooling (desescolarización). Los educadores en el hogar siguen un plan de estudios establecido y están aprendiendo lo que los estudiantes en un ambiente escolar regular aprenden usando libros y materiales similares, pero en casa. Unschooling no sigue ningún plan de estudios y es dirigido por los estudiantes centrándose en las áreas de estudio que están mostrando el mayor interés en ese momento. Worldschooling es un poco diferente y en su lugar gira en torno a los viajes y el uso del mundo a su alrededor para aprender.

El primer día de escuela de Isla puede no parecer tradicional, pero estuvo lleno de oportunidades de aprendizaje en la Riviera Maya. Isla nadó en una cueva mientras los murciélagos se abalanzaban sobre nuestras cabezas. Charlamos sobre tapires, cuotis y cangrejos azules mientras los observábamos. Trepó a las pequeñas ruinas mayas imaginando dónde alguna vez estuvieron las puertas y cómo se había utilizado cada estructura. Ella caminó descalza y despreocupada todo el día observando todo a su alrededor.

Estoy considerando este primer año como un equivalente de preescolar, así que también nos lo estamos tomando con calma. Hemos aprovechado algunos días lluviosos para sentarnos y trabajar en cosas como las formas, el alfabeto y los números. Una vez más, todas las cosas bastante básicas, pero con un enfoque muy útil ahora.

Realmente hay oportunidades de aprendizaje increíbles y divertidas todos los días en casi todo lo que hacemos y tenemos la intención de aprovechar al máximo eso a través del tiempo que pasamos en Canadá y México, así como de nuestros viajes a otros lugares. Es lo conveniente para ella y para nuestra familia en este momento y estoy muy emocionada de poder experimentar su viaje educativo.




Input your search keywords and press Enter.