Now Reading:
Papás latinos en Canadá
Full Article 3 minutes read

Ser latino y estar en un país que no comparte las mismas tradiciones ni idioma a los de nuestro país, no es cosa fácil. Sin embargo, llegamos a abandonar nuestro lugar de origen en búsqueda de mejores oportunidades de trabajo y de desarrollo, y lo hacemos pensando no solo en nuestro bienestar, sino también en el de nuestra familia e hijos.

Es aquí en donde educar a nuestros pequeños en un lugar que no es el nuestro, se convierte en una labor muy importante. Es por ello que nos dimos a la tarea de compartirles algunas experiencias de padres latinos que viven aquí en Canadá.

 

ANTONIO
Antonio Castilla es un mexicano que nos comparte cómo es ser papá en Canadá. Lleva viviendo casi 10 meses y tiene dos hijos, una de 9 años y el otro de 5 años de edad.

Nos comenta que ser padre aquí lo hace muy feliz, pues tiene la tranquilidad y la seguridad de que se les abrirán mejores oportunidades a sus hijos.

Además, ha sido muy emocionante para él ver a sus hijos avanzar en el idioma inglés día con día, “pues ellos lo absorben mejor que yo”. Incluso su hija lo ha llegado a corregir en la pronunciación de algunas palabras.

En su casa se habla español “porque no queremos perder nuestro idioma y menos que ellos lo pierdan, sobre todo nuestro hijo de 5 años”. También resalta que el hecho de ser bilingües será una ventaja en el futuro para sus hijos.

Estar en Canadá le ha servido para valorar mucho su país (México), y al mismo tiempo, para “quitar falsas creencias que se puedan tener de un país cuando no vives en él”.

 

 

MARTÍN
Por otra parte, Martín Rivero, nacido en Uruguay y padre soltero de 4 hijos, nos cuenta que ser papá ha sido su gran orgullo, pero que a la vez conlleva una gran responsabilidad.

También, reflexiona sobre el hecho de ser padre estando en un país en donde se habla una lengua distinta, pues fue un ‘shock’ al principio para él, pero ha logrado sobrellevarlo.

Estar aquí en Canadá le da seguridad, pues tiene la certeza de que sus hijos podrán ir y volver de la escuela tranquilamente.

Dos de sus hijos nacieron en Uruguay, Pipo de 23 años y Tatiana de 21 años. Mientras que sus otros dos hijos, Dylan y Gianluca, que tienen 13 y 9 años, respectivamente, nacieron en Canadá.

En su hogar también se habla español, ya que se siente muy orgulloso de su lengua natal.

Por último, destaca que si bien no ha sido fácil ser padre soltero, Canadá ha sido un país que le ha abierto las puertas a él y a sus hijos, por lo cual se siente muy agradecido.




Input your search keywords and press Enter.