Now Reading:
Palabra mágica: ¡gracias!
Full Article 4 minutes read

Octubre es un mes de cambios. Octubre nos enseña a que nada permanece, nos invita a comenzar a bajar las revoluciones y a dar las gracias. El Día de Acción de Gracias es la última gran celebración en Canadá antes de la Navidad. En este día, se suele hacer una gran cena e invitar a amigos y familiares, y en teoría, conectamos con la energía del agradecimiento. Lo interesante es que, a la mayoría de nosotros, se nos olvida la importancia de la gratitud y su real razón de ser.

La palabra “gracias”, proviene del vocablo latino gratia, que originalmente significaba “honra o alabanza dedicada a otro sin más razón”. Ahora, el acto de dar las gracias está supremamente relacionado con el reconocimiento por haber recibido algo. Hoy en día, es común recibir o dar las gracias cuando ya se ha hecho la transacción, es una forma de pago “gratuita” solo si el servicio ha sido como esperábamos. En realidad, la gratitud es mucho más que eso. Decir gracias nos conecta con el poder de manifestación y de creación que todos tenemos. Por ejemplo, yo suelo agradecer por lo que aún no tengo pero sé que vendrá. Esto, me conecta con una energía más alta y hace que no me enfoque en mis miedos ni en la energía de la escasez.

Desde un sentido más espiritual, el hecho de dar las gracias eleva nuestra vibración y activa principalmente nuestro chacra del corazón. Emocionalmente hablando, la gratitud nos hace sentir bien, y nos hace menos materialistas y más compasivos. El no agradecer o solo esperar al favor por recibir, es una actitud algo mezquina de nuestra parte. Esto debería ser razón suficiente para comenzar a decir “gracias” más fácilmente y sin esperar nada a cambio. Ahora bien, una gran manera de conectar con la verdadera energía de la gratitud es comenzar a hacer un diario de agradecimiento. Cada noche, ocupa solo cinco minutos de tu tiempo para escribir cinco oraciones de agradecimiento. Te darás cuenta que se volverá complicado en un principio, y esto sucede porque no estamos acostumbrados a conectar con la real energía del agradecimiento. No obstante, al pasar el tiempo, la práctica se hará mucho más fácil hasta convertirse en hábito, y seguramente escribirás más de cinco oraciones. La razón de nuestra desconexión con el verdadero agradecimiento es simplemente que el juicio y la queja están socialmente aceptados, y por eso parece más sencillo enfocarse en lo que no nos gusta y en lo que falta (escasez). La realidad no es que pasan más cosas malas que buenas, la cuestión es que principalmente ya la estás juzgando como malas o buenas. A decir verdad, los eventos de alta vibración, sin duda, son más frecuentes que los de baja vibración, solo que nos enseñaron a vivir la incoherencia de llevarnos la contraria a nosotros mismos.

Dicho esto, te invito a agradecer sin compararte, a agradecer desde el corazón, y a reconocer las cosas que das por sentado. ¡Cambia la perspectiva! No es lo mismo ver la TV muy cerca de la pantalla que a una distancia prudente. Haz lo mismo con tu vida y vivirás el cambio, vale la pena y es gratis. Vuelve a las raíces y no esperes a haber obtenido algo para luego ser agradecido

CARLUCHO
Facebook: Carlucho
IG: @carlucho34
Youtube: Carlucho Meditacion




Input your search keywords and press Enter.