Now Reading:
Pablo Rodríguez, de inmigrante a Ministro
Full Article 4 minutes read

Pablo Rodríguez, de inmigrante a Ministro

Luis Ibarra, Sebastian Mahecha

 

Durante su tiempo en Tucumán, Argentina, su padre, abogado fue parte de la oposición a la dictadura militar y fue candidato a gobernador en la provincia de Tucumán. Debido a sus afiliaciones políticas y oposición a la dictadura, fue encarcelado y torturado varias veces por el régimen hasta que un día los militares bombardearon la casa de los Rodríguez, ataque que hizo que huyeran de Argentina.

La familia, en búsqueda de una nueva oportunidad de vida, decidieron inmigrar a Canadá como refugiados políticos.

“Mis padres llegaron aquí con dos maletas y tres hijos, sin conocimiento del idioma oficial”, dijo el ministro.

La familia se estableció en la provincia de Quebec, donde rápidamente se adaptaron al nuevo ambiente y cultura. Sus padres se convirtieron en profesores de universidad y Rodríguez se graduó de la Universidad de Sherbrooke en Montreal, Quebec bajo el título de “Administración de Negocios”.

 

Antes de involucrarse en la política, Rodríguez trabajó en varias ONGs, donde contribuía al desarrollo de poblaciones vulnerables en países en vías de desarrollo.

“Trabajé en desarrollo internacional durante muchos años creando proyectos para superar la pobreza, contribuir al desarrollo humano, igualdad, construcción de escuelas y ayudar a comunidades mediante la música y deportes en más de 40 países en América, África y Asia.”

Aunque el padre del ministro le indicó que hiciera lo que quisiera excepto política, desde una edad temprana, este ha querido cambiar el mundo.

Durante su tiempo en Tucumán, Argentina, su padre, abogado fue parte de la oposición a la dictadura militar y fue candidato a gobernador en la provincia de Tucumán. Debido a sus afiliaciones políticas y oposición a la dictadura, fue encarcelado y torturado varias veces por el régimen hasta que un día los militares bombardearon la casa de los Rodríguez, ataque que hizo que huyeran de Argentina.

La familia, en búsqueda de una nueva oportunidad de vida, decidieron inmigrar a Canadá como refugiados políticos.

“Mis padres llegaron aquí con dos maletas y tres hijos, sin conocimiento del idioma oficial”, dijo el ministro.

La familia se estableció en la provincia de Quebec, donde rápidamente se adaptaron al nuevo ambiente y cultura. Sus padres se convirtieron en profesores de universidad y Rodríguez se graduó de la Universidad de Sherbrooke en Montreal, Quebec bajo el título de “Administración de Negocios”.

Antes de involucrarse en la política, Rodríguez trabajó en varias ONGs, donde contribuía al desarrollo de poblaciones vulnerables en países en vías de desarrollo.

“Trabajé en desarrollo internacional durante muchos años creando proyectos para superar la pobreza, contribuir al desarrollo humano, igualdad, construcción de escuelas y ayudar a comunidades mediante la música y deportes en más de 40 países en América, África y Asia.”

Aunque el padre del ministro le indicó que hiciera lo que quisiera excepto política, desde una edad temprana, este ha querido cambiar el mundo.

“Cuando era pequeño, quería cambiar todo el mundo, pero no puedes cambiar todo y aunque la política no es la herramienta perfecta es lo mejor que tenemos”, dijo Rodríguez.

Cuando hablamos del desarrollo de la comunidad Latino Americana en todo Canadá, el ministro expresó su felicidad con el progreso de la comunidad así como sus preocupaciones.

“La comunidad Latino Americana no está involucrada en política y esto es algo que quiero cambiar mediante mi ejemplo. Las afiliaciones políticas no importan, aunque prefiero el partido Liberal (bromea), lo que es importante es que nuestra comunidad participe en la política”.

El Ministro también hablo de la juventud y la importancia que tiene la educación en los menores.

“La juventud es un reto para nosotros, tenemos que apoyar a los gobiernos provinciales mediante fondeo económico, ya que la educación es la base de todo y es importante que los jóvenes tengan educación para tener mejores oportunidades en la vida”.

Como ministro canadiense de herencia y multiculturalismo quiere exportar la cultura canadiense a todo el mundo.

“Como ministro, quiero asegurarme que somos capaces de ayudar a nuestros artistas y creadores, quiero exportar nuestra cultura, estamos muy bien en el nivel musical con Drake y Justin Bieber. Queremos más, queremos exportar nuestros actores, nuestras películas, ballet y talento inmigrante”.




Input your search keywords and press Enter.