Now Reading:
La peculiar historia detrás de las calabazas de Halloween
Full Article 2 minutes read

La peculiar historia detrás de las calabazas de Halloween

La tradición de las calabazas está estrechamente vinculada a la historia de Halloween, existen diferentes versiones y una de las más populares es que fueron los inmigrantes irlandeses exiliados en Norte América los que llevaron hasta allí la tradición y crearon la leyenda de Jack O’Lantern, el irlandés tacaño y astuto que se topó con el mismísimo diablo y lo atrapó con una cruz la noche del 31 de octubre.

Cuenta la leyenda que hace muchos, el diablo fue a buscar a un tacaño granjero irlandés, llamado Jack. Precisamente era la Noche de Halloween.

El diablo tenía la clara intención de llevarse su alma por estafador. Sin embargo, el granjero logró engañarlo y atraparlo. A cambio de su libertad el diablo prometió que jamás lo volvería a buscar. Al cabo de varios años, Jack murió, pero fue rechazado en el cielo y al llegar al infierno el diablo tampoco quiso recibirlo, y lo condenó a deambular por los oscuros caminos del purgatorio. Jack le pidió un último favor: una luz que pueda alumbrar su camino. Entonces, el diablo le entregó una brasa. El granjero cogió uno de los nabos que llevaba en su bolso, le hizo un hueco y colocó la brasa dentro de los tubérculos.

¿Por qué las calabazas?

Con la llegada de inmigrantes irlandeses a Estados Unidos, la celebración cobró gran importancia y se convirtió en una tradición. Sin embargo, al no haber una plantación de nabos, pero sí un exceso de calabazas, los estadounidenses decidieron cambiarla.

Desde entonces se tallan rostros terroríficos en las calabazas, lo que supone una diversión para los más pequeños. Estas hortalizas eran colocadas en las ventanas de las casas para, según narran las creencias, ahuyentar al diablo.




Input your search keywords and press Enter.