Now Reading:
La comida y el estado de ánimo
Full Article 4 minutes read

Un poco de conciencia sobre la dieta, puede ayudarte a tu salud mental al brindarle a tu cuerpo los ayudantes microscópicos necesarios para tener un intestino sano, apoyar a tu cerebro con alimentos para desarrollarlo, y a ayudar al sistema de todo el cuerpo. ¡Y muchas comidas latinas son excelentes para ello! ¿Puede la alimentación selectiva ayudar a evitar afecciones mentales? Muchas de estas afecciones pueden resultar de sustancias agotadas o faltantes, de exceso de inflamación y mala nutrición. Por ejemplo, la depresión es uno de los problemas correlacionados con bajos niveles de vitamina B12, vitamina D o magnesio. Es importante que los revises si padeces depresión. ¡Los frijoles, abundantes en nuestros alimentos tradicionales, están llenos de estos buenos nutrientes!

¡Los alimentos verdes también son excelentes para tu estado de ánimo! Las deficiencias de ácido fólico y otras vitaminas B se han relacionado con tasas más altas de depresión, fatiga e insomnio. Las verduras de hoja verde como la espinaca, la lechuga romana, las hojas de nabo y la mostaza, y el brócoli son ricos en ácido fólico, al igual que la remolacha. Muchos de nuestros alimentos latinos tienen Omega 3. Estas grasas ayudan a las personas con depresión a sanar más rápido y contribuyen a la salud en general del cerebro. Al apoyar la sinapsis en el cerebro, el Omega 3 también estimula el aprendizaje y la memoria. ¡El Omega 3 reduce los efectos del TDAH, la esquizofrenia y otros trastornos mentales! Estas grasas están presentes en muchos de nuestros alimentos favoritos, especialmente los huevos, el pescado y el aguacate.

Otra forma de aumentar la actividad del cerebro es con fuentes de proteínas magras, como frijoles, pescado, pavo, pollo y huevos. ¡Son abundantes en la comida latina y son excelentes para ti! El aminoácido triptófano, un componente básico de la proteína contenida en las proteínas magras, influye en el estado de ánimo al producir el neurotransmisor de la serotonina. Los alimentos como el pavo tienen triptófano. ¿Qué hay de las cosas dulces? El azúcar refinada, que la mayoría de nosotros consume, afecta negativamente el estado de ánimo y la autoestima. Los carbohidratos simples como la glucosa, estimulan el bajo estado de ánimo al crear picos de azúcar en la sangre. Aumentan la producción de insulina, lo que puede hacer que ganes tejido graso y te haga sentir agotado.

¿Las buenas noticias? Los carbohidratos complejos como los cereales integrales, las legumbres (nombre elegante para las lentejas y los frijoles), las frutas y las verduras son buenas noticias porque no provocan cambios de humor. ¡El cuerpo tarda más en absorberlos, lo que ayuda a evitar el aumento de peso! Estos carbohidratos “buenos” facilitan la entrada del aminoácido triptófano en el cerebro, lo que ayuda a dormir, reduce los síntomas de depresión y ansiedad y mejora el pensamiento general. ¿No es genial que muchos de nuestros alimentos latinos estén hechos con carbohidratos complejos?

Agregar probióticos a tu dieta puede ayudar a reequilibrar tu intestino y, a su vez, a mejorar tu estado de ánimo y hacer que el estrés sea menos dañino para tu mente y cuerpo. Al comer alimentos elaborados a través de la fermentación, como encurtidos, kimchi o chucrut, y el yogur, pueden ayudar a reducir la ansiedad y las hormonas del estrés, y a contribuir a la producción de GABA, un neurotransmisor que ayuda con la función cerebral. La inflamación causada por el estrés continuo y otras condiciones puede ser ayudada por comer más saludablemente. Los alimentos procesados, el alto contenido de grasas, azucarados y otros alimentos, pueden contribuir a la inflamación. Asimismo, la inflamación se ha relacionado con la depresión y el estrés. Los alimentos como el aguacate, la cúrcuma y el jengibre pueden ayudar al cuerpo a reducirla y a sanar.

La nutrición es un contribuyente clave para la buena salud mental, pero esto es solo una parte del rompecabezas. Los cambios en la dieta no serán suficientes para todos y no son un sustituto de otras formas de tratamiento. Si tienes problemas con los síntomas de un trastorno de salud mental, habla con un terapeuta o con tu médico familiar.

 

ARIEL G. BLAU, MSW, RSW
Counselling, Psychotherapy, Mindfulness
www.arielblau.com




Input your search keywords and press Enter.