Now Reading:
INMIGRACIÓN SIN POSPONER LA FELICIDAD
Full Article 4 minutes read

Uno de los procesos más difíciles para el ser humano es el de la inmigración. Sin duda, vivir esta transformación y disfrutar de lo que la nueva vida ofrece, se puede convertir en un reto para algunos. No solo cambia la posición geográfica, también cambia lo que comes, los horarios, los olores, lo que conocías como vida cotidiana. Dicho esto, a continuación comparto algunas actitudes para tener una mejor relación con el proceso migratorio y disfrutar más la vida sin posponer nuestra felicidad para un futuro.

Agradecer

Agradece la oportunidad que has tenido de reinventarte. Si saliste de tu país de origen, fue porque ahí ya no estabas tan bien, o hubo algo que encendió tu llama para vivir nuevas experiencias. Agradece por lo que aún no tienes o no has logrado pero sabes que en un futuro obtendrás, y así ya estarás manifestando lo que quieres con el poder de tu mente. Agradece porque hay una nueva latitud que te regala oportunidades. ¡Reinventarse es un regalo del universo!

Vivir el momento presente

Respeto la decisión de cada quien, pero no se vive en el presente si estás pensando en volver a tu país de origen solo por nostalgia. De momento es más productivo enfocarse en el ahora, y crear una bella vida en el lugar que te ha abierto las puertas. Muchos de ustedes tienen o tendrán hijos, y Canadá para ellos es su hogar. Sería algo egoísta sacarlos a ellos de su tierra, para llevarlos a un lugar que existe en tu cabeza y corazón, pero no en este plano físico, pues ese país ha cambiado. Recuerda que nada es estático, todo se transforma. Enséñales el amor por este nuevo país Si no tienes hijos, recuerda que pronto harás amigos y tendrás tu vida hecha en este nuevo país. Tu cultura es diferente, pero todos somos humanos y la amistad vive en todos los países del mundo. Las fronteras son hechas por el hombre, el planeta Tierra es tuyo. La madre tierra te regala su hogar, no solo un país, es todo el mundo. Somos seres universales.

Sé responsable de tu decisión

Al salir de tu país de origen, estás tomando decisiones determinantes. Familiares y amigos se van a enfermar, van a fallecer, tendrán problemas, estarán tristes o muy felices. Nada de esto está en tu control, y no te hace mejor persona sufrir por esto o victimizarse. Al emigrar tomaste un decisión, cosas van a pasar y te van a doler, honra esos sentimientos siempre aceptando que tu decisión viene con un paquete completo. Aceptación es la clave.

La inmigración no es nada nuevo, y seguirá ocurriendo toda la vida. No es un hecho desafortunado, retira esa carga negativa que solo tú le has puesto, es parte de la vida y te tocó a ti. Toca aprender nuevas maneras de hacer las cosas, quizás lo que era incorrecto en tu país, aquí es correcto, y toma un tiempo de ajuste para adaptarte a estas nuevas realidades. La dificultad nace en querer llegar aprendidos, sin ser compasivos con nosotros mismos, y no entendiendo que hemos hecho un cambio importante. ¿Cuánto es el tiempo que toma? Pues el que te tome a ti, para cada quien es distinto, y la intención no es compararnos. Cada proceso es distinto para todos.

CARLUCHO

Facebook: Carlucho

IG: @carlucho34

Youtube: Carlucho Meditacion




Input your search keywords and press Enter.