Now Reading:
Guía de supervivencia para el recién llegado – Declaración de impuestos
Full Article 3 minutes read

Dicen que lo único seguro en este mundo son la muerte y los impuestos (Death & Taxes), y respecto a la primera, ya están trabajando en vencerla médicamente, así que nos quedan los impuestos.

 Inicia el año, empieza la actividad laboral normal y entre enero y febrero nos envían un correo que contiene un archivo adjunto, nuestra T4. Eso nos indica que es la época de impuestos, los terribles y temidos impuestos (la declaración de los mismos, por lo menos), y entonces pueden suceder varias cosas, como darnos algo de pánico inicial (si es la primera ocasión que presentamos una declaración de impuestos en Canadá, todo es un enigma), si no somos CPA ni estamos certificados para llevar nuestra contabilidad, nos puede asustar el tema (a mí en lo personal me sucedió el primer año, no tenía ni idea de qué hacer o qué esperar al respecto).

 Como persona física, tienes hasta el 30 de abril de 2020 para presentar tu declaración. Así que tienes tiempo, pero no lo dejes para el final porque te puede salir muy caro.

 Hay varias opciones para presentar nuestra declaración de impuestos, la primera es directamente en el sitio de la agencia de recaudación de Canadá, o CRA, creando una cuenta y siguiendo los pasos e instrucciones (confusos, en el mejor de los casos), la dirección para crear tu cuenta es: www.canada.ca/en/revenue-agency/services/e-services/cra-login-services.html.

 La segunda opción es comprar, descargar una aplicación de cálculo de impuestos, o suscribirse en línea al servicio, yo he visto gente que usa Turbotax y le funciona bien, mantiene su relación con los impuestos de manera más o menos cordial.

 Si lo tuyo definitivamente no es la tecnología, la mejor recomendación es buscar el servicio de un contador para ofrecerte el servicio y en quien puedas confiar, recuerda que para poder realizar tu declaración, tiene que estar certificado por el gobierno. En caso de ser la primera ocasión que presentas tu declaración, le deberás firmar una autorización para presentar tu declaración en tu nombre y se enviará todo impreso. Si ya has presentado tus impuestos con anterioridad, sabes que se puede realizar de forma electrónica, pero de cualquier forma se tiene que firmar una autorización y una carta donde te indica lo que puedes esperar en cuanto a devolución o pago de impuestos, dependiendo de tu caso.

 Cuando presentes tu declaración, recuerda que los servicios que disfrutamos en la ciudad, como la seguridad, las máquinas que quiten la nieve de las calles en invierno, entre otros, se pagan de esos impuestos que tú estás presentando. Gracias por contribuir a que todos sigamos disfrutando de ellos.

 Hasta la próxima entrega.

 

POR FRANCISCO VERNIS
francisco.vernis@gmail.com

Input your search keywords and press Enter.