Now Reading:
Estudio demuestra que la policía de Toronto arresta y dispara a personas negras más que a cualquier otro grupo
Full Article 3 minutes read

Un nuevo informe publicado por la Ontario Human Rights Commission (OHRC) como parte de su investigación sobre el perfil racial y la discriminación en la aplicación de la ley, dio a conocer datos sobre la policía de Toronto en los que indican que arrestan, acusan (y en exceso), asaltan, disparan y matan a ciudadanos negros a una tasa más alta que a cualquier otro grupo.

Este es el segundo informe provisional sobre el tema de la comisión, que obtuvo exámenes criminólogos de las estadísticas de la policía sobre arrestos y uso de la fuerza entre 2013 y 2017.

El documento, titulado A Disparate Impact, revela que las personas negras representan el 32% de los cargos en general, el 34% de cargos por conducir por delitos que no son evidentes sin primero detener un vehículo, y 38% de los cargos son por cannabis, a pesar de representar solo el 8.8% de la población de la ciudad.

Además, se descubrió que las personas negras estaban involucradas en un asombroso 25% de los casos de la Unidad de Investigaciones Especiales, donde la policía estuvo involucrada en una muerte, lesiones graves o presunta agresión sexual, así como en el 39% de los casos relacionados con el uso de la fuerza.

La OHRC cree que estos datos apuntan a un profundo racismo anti-negro dentro del sistema policial. “La OHRC continúa escuchando a las comunidades negras en Toronto sobre los efectos dañinos de la vigilancia, incluidos los cobros excesivos y el uso excesivo de la fuerza… Los datos publicados son consistentes con las preocupaciones de racismo sistémico y prejuicios contra los negros en la vigilancia que tenemos escuchando durante más de cuatro décadas “, dice la agencia gubernamental en un comunicado.

A la luz de esto, ahora se está pidiendo al Toronto Police Service y su junta, así como a la Ciudad de Toronto y al gobierno provincial que se tomen medidas inmediatas para abordar el racismo sistémico y anti-negro en la policía y que se respeten y protejan a las personas racializadas en Toronto.

Con llamados persistentes y continuos para cambiar sustancialmente la aplicación de la ley, el presupuesto de la policía de Toronto permanece intacto y se ubica en $1.2 mil millones de dólares para este año.

Aunque falta camino por recorrer, la fuerza policial de la ciudad ha implementados medidas para enfrentar su racismo inherente, como mayor capacitación obligatoria en ética, inclusión y derechos humanos, así como hacer permanente su panel asesor antirracismo.

Input your search keywords and press Enter.