Now Reading:
ESTABLECIENDO UN EQUILIBRIO ENTRE EL TRABAJO Y LA VIDA PERSONAL
Full Article 2 minutes read

Es normal encontrarnos bajo presión al tratar de dar lo mejor de nosotros en diferentes ambientes como el laboral, amigos, familia, nutrición, educación, tiempo personal, entre otras cosas. A través de varios estudios, psicólogos han determinado que el factor más importante para determinar tu respuesta ante la presión o estrés es cómo visualizas tu capacidad para manejar cada situación. Si crees que las demandas de diferentes ámbitos son mayores a tu capacidad, te sentirás amenazado, pero si en cambio crees que tienes los recursos y habilidad para desempeñar exitosamente cada una de estas actividades, te sentirás ante un reto.

Tener un balance entre tus actividades laborales y vida personal te ayudará a tomar el control sobre tus días. Aquí te comparto unos consejos para lograrlo.

1. Organízate. En las actividades cotidianas es importante establecer una rutina que permita que nuestro reloj biológico se adapte a ella. Dedicar horas específicas a ciertas actividades como responder correos electrónicos, jugar con nuestros hijos, disfrutar de un pasatiempo, etc. Escribe unos cuantos objetivos realistas en tu agenda, cumplir con estos, te dará un alto nivel de satisfacción personal.

2. Cada tarea en su lugar. Si has decidido tomar unos días de vacaciones, te recomiendo enfocarte en disfrutar ese tiempo al máximo; por otro lado, cuando estés en el trabajo, evita desperdiciar el tiempo, el objetivo debería ser tratar de enfocarnos en nuestras responsabilidades y dejar llamadas personales o revisar redes sociales para otra ocasión.

3. Utiliza la tecnología a tu favor. Haz de tu teléfono inteligente una herramienta productiva en tu vida cotidiana. Te puedes ahorrar mucho tiempo haciendo un buen uso de tu celular como organizando tus compromisos y fechas importantes en tu calendario con recordatorios automáticos, comprar por internet en unos minutos algo que te podría llevar horas si vas a buscarlo a las tiendas, entre otras cosas.

4. Dedícate tiempo. Ya sea meditación, escuchar música, salir a caminar u otro pasatiempo que te relaje. Hacer algo que te agrada, tener una buena alimentación y dormir lo suficiente, son todos puntos importantes que te ayudaran a desconectarte del trabajo o el estudio y a recargar energías. Recuerda que el tiempo malgastado no lo podrás recuperar.

 

Por Marina Deras




Input your search keywords and press Enter.