Now Reading:
Como en guerra: tenemos que decidir a quién salvar
Full Article 3 minutes read

Tal y como en una guerra, ‘tenemos que decidir a quién salvar’. Hemos visto llorar a hombres y mujeres enfermeros, doctores con años de experiencia y a muchos de ellos con crisis nerviosas o de pánico y colapsados físicamente. Aún quedan cientos de personas en las calles sin atención.

Estos son los relatos de un doctor italiano, quien indica que es tal el número de infectados que el sistema de salud colapsó en aquel país y la gente simplemente muere porque no pueden ser atendida, incluyendo a aquellos que llegan por otras razones al hospital.

Precisamente, por esto, el mundo entero está haciendo un llamado a la responsabilidad, especialmente a aquellos jóvenes que a pesar de tener un discurso amigable con el mundo y el medio ambiente, son los mismos que no están tomando las precauciones necesarias. Recordemos que el virus puede no ser letales para ellos, pero sí lo es para otros.

Ejemplos de este tipo de personas alrededor del mundo son cada día más comunes. Muchos se fueron de viaje y volvieron sin tomar ninguna medida, fueron a bodas, reuniones familiares e incluso visitaron hogares de ancianos. Son esas generaciones que se sienten con algún tipo de moral superior por el solo hecho de pertenecer a una nueva descendencia que hace todo lo correcto por las redes sociales. Son ellos a quienes debemos hablarles y enseñarles de empatía, que ha llegado el momento de sacrificios personales y que hoy es el momento de la verdad.

A muchos jóvenes en el mundo, hasta ahora, los hemos visto exigir; exigir que si están enfermos y que no pueden cumplir con sus obligaciones laborales o en casa, que si algo los violenta o que si nos les gusta el lenguaje utilizado y los demás se deben adaptar. Jóvenes, ahora ha llegado el momento de demostrar a las generaciones mayores que no son narcisistas adictos a internet y que no siguen cada “challenge” online para demostrar que están apoyando al mundo a través de una app.

Ahora es el momento de alcanzar y cumplir exitosamente un verdadero desafío y uno de los más difíciles en la vida del ser humano, la adultez. Esta etapa tiene que ver con aceptar la realidad tal y como es y no como quisiéramos que fuera. La primera prueba de ello es abandonar los lugares públicos o sociales, demuestren que son capaces de aislarse. Ha llegado la hora de obedecer y tomar conciencia que serán miles o millones los muertos si estas actividades no cesan.

Los números de infectados crecen por miles cada día, y pronto aquellos países con menores recursos o desarrollo económico serán los más afectados. África o América Latina serán azotados por la muerte si no tomamos conciencia de lo que significa esta pandemia. Si queremos volver a abrazar o besar a nuestros seres queridos en el futuro, debemos permanecer en casa.

 

POR MAURICIO MERINO
Grupo de Facebook para Chilenos
www.facebook.com/groups/379328725437907

Input your search keywords and press Enter.