Now Reading:
El poder del color en tu estado de ánimo
Full Article 2 minutes read

El poder del color en tu estado de ánimo

El invierno ya llegó y, por eso, debemos cuidar de nuestra salud física y, sobre todo, la salud emocional, ya que la disminución de la luz solar nos puede producir una sensación de desánimo, así como cambios de humor que pueden incluir apatía o tristeza.

Sin embargo, la elección de nuestra ropa y accesorios pueden ayudarnos a sentirnos mejor, ya que los colores que utilizamos tienen un impacto directo en nuestra actitud.

Aquí te comparto algunos de los colores que harán que te veas y te sientas mejor.

ROJO. Es el color cálido por excelencia y produce una sensación de calidez, genera vitalidad y una influencia de poder y simpatía.

NARANJA. Estimula la diversión y el movimiento, podemos asociarlo con el equilibrio, la seguridad y la confianza.

AMARILLO. Es el color del sol, genera calor y buen humor, produce energía positiva, despierta nuestra mente y tiene un efecto antifatiga.

VERDE. Produce paz, seguridad y esperanza, además de tener efectos de renovación, al igual que en las plantas, en nuestra ropa absorbe la luz del sol que es esencial en nuestra vida.

Dentro de los colores fríos podemos elegir el PÚRPURA o el BLANCO, ambos producen una sensación de paz y tranquilidad con un efecto relajante, disminuyen la angustia y el miedo y son asociados con la espiritualidad. Sin embargo, debemos ser muy cuidadosos con su uso y la cantidad de color que vistamos, ya que pueden generar cierta nostalgia y sensibilidad.

Estos colores resultan excitantes para nuestro sistema nervioso, nos activan y transmiten energía. Nos invitan a la actividad y aumentan casi de manera inmediata nuestro estado de ánimo y, lo mejor de todo, es que con sólo un “toque de color” es suficiente, es decir, no necesitamos tener o comprar una nueva chamarra o suéter, ya que jugando con las combinaciones y los accesorios podremos lograr el efecto que buscamos. Una bufanda, unos guantes, el sombrero o un cinto son suficientes para hacernos sonreír y recordar que a pesar de lo extremo del frío, nuestro calor interno está más intenso que nunca.

 

Por Paulina González
gonzalezalvarezpaulina@gmail.com




Input your search keywords and press Enter.