Now Reading:
Cómo conquistar el miedo a los cambios
Full Article 3 minutes read

Es normal llegar a sentir miedo ante los cambios, especialmente, cuando no se tiene claro o definidos los resultados. Ya sea en lo personal o en nuestra carrera, evadir cambios, simplemente, nos pone en riesgo de quedarnos atrás y perder oportunidades.

Aunque nuestra naturaleza esté programada para resistir transiciones, y darle preferencia a lo conocido; contamos con la capacidad de cambiar y desarrollarnos; por lo tanto, el miedo se convierte en el obstáculo para poder alcanzar nuestro potencial.

Sin embargo, todo está sujeto a cambios: personas, lugares, trabajos, tecnología, etc. Partiendo desde este punto, nuestro objetivo no debe ser cómo evitar el cambio, sino más bien cómo sacar ventaja de las transformaciones que experimentamos y no dejarnos vencer por el miedo. Nuestra vida adulta, en gran parte, no es consecuencia de las circunstancias que nos rodean, más bien, es el producto de nuestras decisiones.

Por eso, aquí les comparto algunos consejos que les pueden servir para cuando estén atravesando cambios planeados o imprevistos.

  1. Considera el fracaso como algo positivo. La única manera de evitar el fracaso es no hacer nada. Lo cierto es que aprendemos de nuestros errores. Sin darle importancia a ser juzgado por nuestros fallidos intentos, se debe continuar en el proceso de transformación hasta alcanzar nuestros objetivos. Sé un protagonista en los cambios de tu vida, no solo un espectador.
  2. Reconoce y celebra los avances. Por ejemplo, si estás estudiando, celebra tu progreso en el plan de estudio; esto te ayudará a mantener los niveles de motivación en alto. Cada peldaño te estará ayudando a alcanzar el hito previsto.
  3. No se puede controlar a otros. Sin tener el poder de predecir o controlar futuros cambios, o el cómo otras personas nos traten; lo que sí tenemos es la habilidad de manejar cómo asimilamos la situación. Se requiere mucha fuerza y determinación para mantener el enfoque.
  4. Sal de tu zona de confort. Refugiarnos en el espacio donde nos sentimos seguros y protegidos, solo nos reducirá la capacidad de reaccionar ante futuros cambios. Aprender nuevas tecnologías que eleven la calidad de tu trabajo, cultivar nuevos pasatiempos, aprender a cocinar recetas nuevas, son ejemplos de cambios simbólicos que promueven salir de nuestra rutina.

“No es la más fuerte de las especies la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que esté más adaptable a los cambios.” -Charles Darwin.

 

POR MARINA DERAS-LIMA
CPM, HRPA
marcy_deras@hotmail.com

Input your search keywords and press Enter.