Now Reading:
Canadá, un país sin ley
Full Article 3 minutes read

Si, ya sé que el título es un poco exagerado, pero permítame contarle mi historia. Estoy decepcionado ante dos situaciones que he pasado a lo largo de mi vida canadiense, ya que tenía la idea de que en este país las leyes se cumplen, siempre lo promuevo y eso nos hacen creer.

DISCRIMINACION
En tiempos de COVID, decidimos vivir en el cottage de la familia al 100%, desde febrero del 2020, meses después recibimos una serie de mensajes a nuestro celular en donde los vecinos (dos de ellos) nos decían que nosotros somos de Toronto y no deberíamos vivir ahí. Se les explicó que nos mudamos al 100% desde febrero, que no estamos haciendo viajes a la ciudad, pero aún así siguieron con sus mensajes, hasta llegar al mensaje que desató todo: “GO HOME“. Un mensaje para nosotros los inmigrantes muy claro al interpretar. No sabíamos cómo actuar ni qué decir, solo estábamos decepcionados de nuestros vecinos al saber que su intensión era otra.

Hablamos con nuestro abogado y nos dijo que no había mucho que hacer, mejor dicho nada, es un simple mensaje y puede tener otra connotación. Hablamos con una amiga promotora de los inmigrantes y sus derechos en Canadá y nos dijo lo mismo, nada que hacer. Fuimos a la policía de la ciudad a exponer el caso y nos dijeron lo mismo. Así quedó.

No era la primera vez que pasaba, no era un caso confuso de nuestra parte y mucho menos de interpretación, incluso vivimos algo similar cuando en el lago estábamos disfrutando con amigos (cuando nos autorizaron convivir con máximo de 10) que no éramos 10. Ahí, uno de los vecinos en Georgian Bay, dentro del lago, nos dice “favor  de moverse porque yo suelo nadar por aquí”. WTF! Nos dijo que nos moviéramos unos metros de uno de los lagos mas grandes de Ontario y USA en una bahía de al menos 200 metros de frente. ¿Es en serio? ¿Quiere que nos movamos porque él nada justo en la parte en donde nosotros estamos flotando desde hace 3 horas y que vayamos a una diminuta parte del lago de apenas 5 metros a la redonda? WTF!

Como lo dijo el abogado, la promotora y la policía de Ontario: nada que hacer ante esto. ¿Tú qué opinas? Déjame tus comentarios al correo luisgibarrag@gmail.com.

En el próximo mes, les compartiré la segunda historia de mi decepción e impotencia ante las leyes canadienses.

Input your search keywords and press Enter.