Now Reading:
BIENVENIDOS A CHILE, EL ÚLTIMO RINCÓN DEL MUNDO
Full Article 4 minutes read

Entre la Cordillera de Los Andes y el Océano Pacífico, en una larga y angosta faja de tierra, se ubica Chile, un país tricontinental, ya que posee territorio en América del Sur, en la Antártica, y en Oceanía. Representado por la Isla de Pascua, reconocido por sus moais, y por ser la isla más aislada del mundo.

Su capital es Santiago, el principal terminal aéreo del país, hasta donde se puede llegar desde Toronto a través de Copa Airlines realizando una escala en Panamá. El Cerro San Cristóbal es una de sus principales atracciones, en cuyo interior se encuentra el Parque Metropolitano, el más extenso de Latinoamérica y el cuarto más grande del mundo, que también adentro ostenta un zoológico, distintas especies de flora, un teleférico, y un funicular.

Para los amantes de la gastronomía, la recomendación es visitar el Mercado Central, donde se pueden probar distintos platos criollos y, sobre todo, sus pescados y mariscos extraídos de los más de 6 mil kilómetros de costa chilena. También, quienes deseen ver la capital en su magnitud, la Gran Torre Santiago ofrece la posibilidad de apreciar la panorámica de la ciudad a 300 metros de altura y, si es de noche, muchísimo mejor. Y para los amantes de la nieve, durante el invierno están abiertos diferentes centros para practicar ski, snowboard, entre otros deportes. Chile también ofrece otras atracciones fuera de su capital. Aquí destacamos tres localidades:

Valparaíso

Ubicado a una hora y media de Santiago, Valparaíso es reconocido mundialmente por ser Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y ser el puerto principal de Chile. Su arquitectura es lo que más llama la atención de los visitantes, ya que en su mayor parte, está compuesta por cientos de cerros que adornan la ciudad.

Para conocer Valparaíso y su historia, lo recomendable es tomar tours caminables. En ellos, recorrerán sitios como el Paseo Yugoslavo, el Paseo Gervasoni, el Paseo 21 de Mayo, y otros atractivos de los cerros. Desde ahí, está la opción de tomarse un café y contemplar la vista panorámica hacia el mar para apreciar a la ciudad como “la joya del Pacífico”.

A pocos kilómetros de ahí se encuentra Viña del Mar, uno de los destinos predilectos de los turistas durante el verano. Es conocido por albergar el tradicional Festival de la Canción

todos los meses de febrero y, a diferencia de su ciudad vecina, las construcciones son más modernas. Muelle Vergara, el Casino, el Reloj de Flores, y las playas de Reñaca son sus mayores atractivos.

San Pedro de Atacama

A más de 1.600 kilómetros al norte de Santiago, está San Pedro de Atacama, una localidad que destaca por tener un clima desértico y muchos atractivos naturales, tanto que es un destino muy apetecido por norteamericanos y europeos. Para llegar en avión, hay que aterrizar en Calama y coger un bus hasta la ciudad. Desde ahí se pueden hacer muchos panoramas: uno de ellos es conocer el géiser El Tatio, cuyo tour se hace temprano para vivir el amanecer sobre los 4.300 metros de altitud.

En el día, la excursión al Salar de Atacama, al Valle de la Luna, o a la reserva natural de flamencos, suenan muy bien para empaparse de naturaleza pura. Además, aprovechando que los cielos del sector son uno de los más limpios del mundo, es posible reservar un cupo para ir al Observatorio alma.

Torres del Paine

El Parque Nacional Torres del Paine fue nombrado como la Octava Maravilla del Mundo, y vaya que sí es una maravilla estar ahí. Está al extremo sur de Chile -a más de 2.700 kilómetros de Santiago-, y en sus más de 200 mil hectáreas, se encuentran lagos color turquesa, icebergs, ríos, bosques, y extensas pampas habitadas por guanacos, ñandúes y pumas. Es un tour dedicado especialmente a aventureros que deseen caminar por los senderos señalizados para disfrutar de la naturaleza y sus bondades. Adentro hay zonas para acampar y hospedajes de todos los precios.

Imperdible es conocer las Torres del Paine, las cuales se aprecian en su esplendor con el cielo despejado. Visitar el Glaciar Grey, que es el comienzo de los Campos de Hielo Sur, también es un deber visitar, así como navegar en el lago Grey hasta los pies del glaciar.

RICARDO CAMPOS QUATTRUCCI

Periodista y Social Media




Input your search keywords and press Enter.